Un gran día en clave familiar. Así han vivido Eugenia y Alejandra Osborne la comunión de sus hijos que ha tenido lugar en la finca de Bertín Osborne situada en Sevilla. La Hacienda San José, escenario de importantes acontecimientos para el clan, ha vuelto a ser el lugar elegido para disfrutar de una destacada jornada en la que han recibido la eucaristía Fausto y Valentina, los retoños de Alejandra Osborne y Joaquín Buendía, también Juan y Sandra, los pequeños de Eugenia Osborne y Juan Melgarejo.

Eugenia Osborne
Instagram

La segunda hija de Bertín Osborne, Eugenia, nos ha hecho partícipes de este gran acontecimiento a través de sus redes sociales. «Hoy ha sido un día super especial!!!! Hemos celebrado la comunión de mis sobrinos Fausto y Valentina y de mis hijos Juan y Sandra. Toda la familia hemos podido compartir con ellos todo nuestro de cariño y alegría», ha señalado con evidente emoción. También ha subrayado que ha sido una jornada en la que los termómetros han echado humo y el calor ha provocado ciertos estragos. «Ha habido algún desmayo, pero ha merecido la pena!», ha contado.

Un día importante para Eugenia y Alejandra Osborne 

Todo estaba cuidado al detalle para vivir una comunión muy especial. Las orgullosas mamás se han esmerado en la decoración y han puesto especial atención en los detalles. La ornamentación ha contado con las flores blancas como las protagonistas indiscutibles. La capilla estaba preciosa adornada con distintos centros florales. También las mesas redondas que han reunido a los familiares y amigos con bajo platos en color dorado a tono con los cubiertos y la cristalería ponía un toque de contraste en azul. La jornada se ha vivido en el exterior y los invitados han podido disfrutar del cóctel en una zona del cuidado jardín perfectamente equipada con mesas altas.

Eugenia Osborne
Instagram

Eugenia Osborne ha elegido para la ocasión un favorecedor vestido de I_Q Collection, la firma de Inés Domecq, la aristócrata de la Casa de Alba. Un diseño corte midi y ‘cut out’ en blanco y azul, con mangas abullonadas, y una destacada apertura en la parte de la espalda que terminaba con lazada. La familia ha querido realizar una única celebración por las cuatro comuniones después de dos años muy complicados en los que los acontecimientos se han visto relegados a un segundo plano debido a la restricciones que marcaba la pandemia.

Entre los distintos familiares que no se han perdido la cita, no ha faltado Ana Cristina Portillo, la pequeña y más desconocida de las hermanas Domecq. Es hija de la fallecida Sandra Domecq y el gaditano Fernando Portillo. Esta elegía para la ocasión un conjunto de top y pantalón con print floral en tonos tierra.