Pipi Estrada no ha dudado en pararle los pies a la hija de Terelu Campos después de sus ataques tras defender a su madre.


Con motivo del 13 aniversario de ‘Sálvame‘, Pipi Estrada volvió al programa e hizo realidad la peor pesadilla de Terelu Campos. Después de someterse al polígrafo del ‘Deluxe‘ y recibir una fuerte advertencia por parte de la hija de María Teresa Campos, el periodista deportivo ha vuelto a contraatacar y ha desvelado el motivo del fin de su noviazgo con la colaboradora de televisión. Además, no ha dudado en pararle los pies a Alejandra Rubio

Pipi Estrada la lía en Twitter

Pipi Estrada ha revelado en ‘Socialité’ que su relación con Terelu Campos llegó a su fin después de que este acudiera al funeral del padre de su exmujer, Teresa Viera. Algo que no le gustó a la hija de María Teresa Campos hasta el punto de que le advirtió de que si hacía acto de presencia en el entierro no volvería más a casa. El periodista deportivo dejaba caer que la colaboradora de ‘Viva la vida‘ tenía una nueva ilusión al poco tiempo de poner fin a su relación.

Por otro lado, Pipi Estrada ha tachado de «mentirosa» a Alejandra Rubio e insiste en que él le acompañaba al colegio cuando esta era pequeña, a pesar de que la joven hace hincapié en que no es verdad. Además, apunta que la hija de Terelu Campos entró en un prestigioso colegio gracias a él. 

La obsesión de Pipi Estrada con la familia Campos

Alejandra Rubio no entiende que Pipi Estrada siga hablando de su madre «si lo ha pasado tan mal con ella». La joven cree que el periodista tiene una «fijación extraña» con Terelu Campos. «Cuando entré a trabajar en un sitio, por la noche, y él se enteró y se metió a trabajar. Me hablaba, me sacaba conversación… pero yo pasaba. No quería conocerle. Luego le contaba a todo el mundo que él me llevaba al colegio, me escribe la gente para contarme cosas que él decía y no han pasado», ha explicado Alejandra Rubio en ‘Viva la vida‘. Tras esto, la joven desvelaba que la «fijación» que tiene Pipi Estrada con su madre se debe al juicio que esta ganó y por el que el periodista aún no ha pagado los 50.000 euros que le debe (según Avilés). «Mi madre de buena es tonta. Encima él se permite sentarse en un plató a hablar mal de ella. Tienes unas ganas de dejar a mi madre como un ogro que no es verdad», decía la colaboradora con el semblante serio.

«¿Por qué no nos deja en paz? Me han dicho que el otro día habló mal de mi abuela. Dejamos en paz, no eres nada de nuestra vida», hacía hincapié de forma contundente. De la misma forma, la joven le ha instado a que pase página en su vida de una vez por todas y le pide que deje de escribirla a través de las redes sociales. «Encima me escribe por WhatsApp e Instagram, no quiero saber nada, no sé cómo decirlo», aseveraba enfadada.