La Reina ha vuelto a la rutina. Tras las vacaciones de Semana Santa y su esperada reaparición en la Misa de Resurrección en Palma de Mallorca, que ha generado muchos comentarios entre vosotras, hoy ha tocado un poco más de lo mismo a lo que estamos acostumbrados en este año. Es decir, un acto de working girl: una reunión de trabajo con la Fundación Microfinanzas BBVA, que ha tenido lugar en su sede de Madrid.

LetiziaEl look, como no podía ser menos, ha sido ad hoc: su traje de ejecutiva de chaqueta y falda en color burdeos de Hugo Boss (600 €). Lo estrenó en un viaje a Nueva York en septiembre de 2014, y luego se lo ha vuelto a poner en varias ocasiones, como en octubre de 2015, para un par de audiencias en La Zarzuela, y el pasado enero para una reunión con la FAD. Esta vez lo ha conjuntado con el mismo top ajustado en color nude de aquella primera vez.

Los complementos también han sido granates, tanto la cartera de Acosta (que lució, por cierto, ese día de la FAD) como los zapatos de Lodi. Pero todas sabemos que el llamado marsala pertenece a la temporada pasada, y que lo que lo que ahora priva es el rosa cuarzo, nombrado Color del Año 2016 por Pantone, del que nuestra Reina ya ha picado con acierto (recordemos su abrigo rosa de Hugo Boss de principios de año).

Los pendientes han sido los de oro blanco y diamantes de Yanes con forma de sol, o estrella, según prefiráis, que atesora en su joyero desde sus primeros años como Princesa. Los recuperó el pasado 3 de marzo para presidir el acto del Día Mundial de las Enfermedades Raras.

Letizia

¿Qué decir? Este modelo resulta elegante, práctico y cómodo, lo que se le pide a este tipo de conjuntos, que lo mismo te sirven para una jornada laboral que para un cóctel. La opción monocromática aburre un poco, pero bueno, esto ya es criticar por criticar. El traje se lo hemos visto tantas veces que una ya no sabe qué decir…

¿Qué decís vosotr@s? ¿Os sigue gustando el marsala?

PD: Nosotras nos reencontraremos aquí el próximo viernes. Letizia tiene un par de audiencias en La Zarzuela. Pero esa será ya otra historia…

Letizia
Fotos: Rafael López.