Preocupación en Cantora por el delicado estado de salud de Doña Ana, madre de Isabel Pantoja, que se encuentra ingresada en un hospital de Cádiz


Las alarmas vuelven a saltar en Cantora por el delicado estado de salud de Doña Ana, la madre de Isabel Pantoja. A sus 90 años, la abuela de Kiko Rivera se encuentra ingresada en un hospital de Cádiz. Si hay una persona importante en la vida de la tonadillera esa es la verdadera matriarca del clan Pantoja. De hecho, durante los últimos años, Isabel no se ha separado de su madre y durante la pandemia convirtió Cantora en una burbuja para que su madre, que en los últimos años ha atravesado diferentes problemas de salud, no tuviera ningún problema. Ahora, su salud vuelve a preocupar. Sobre todo después de conocer que se encuentra de nuevo ingresada en un hospital y que el pronóstico sería grave.

Doña Ana estaría ingresada en el hospital con pronóstico grave

Aunque al comienzo de la tarde conocíamos la feliz noticia de la boda entre Anabel Pantoja y Omar Sánchez, nada hacía presagiar que este dulce momento se iba a ver empañado por el ingreso de Doña Ana. Según ha adelantado Kiko Hernández en ‘Sálvame‘, “hay preocupación con la madre de Isabel Pantoja”. El colaborador de televisión ha asegurado que se encuentra ingresada en un hospital de la zona de Cantora y que una enfermera le ha dado un parte médico «espeluznante».

A pesar de que este viernes parecía ser un día repleto de noticias buenas, finalmente no ha sido así. Isabel Pantoja se encontraría junto a su madre en este momento tan delicado, pero no habría avisado a algunos de sus familiares. Kiko ha confirmado que él ha tenido que avisar a Kiko Rivera y a Anabel Pantoja de lo que estaba ocurriendo porque desconocían el grave suceso.

Gtres

Kiko Rivera y Anabel Pantoja desconocían la situación de su abuela

Kiko Hernández ha revelado cómo los nietos de la matriarca del clan se habrían tomado la noticia: «Se puso de los nervios y fíjate que está alejado”, ha dicho sobre Kiko Rivera. Hay que recordar que el DJ no está atravesando su mejor momento ni familiar ni personal. Su distanciamiento con su familia materna y los rumores de infidelidad a Irene Rosales, han hecho que esté viviendo sus horas más bajas. Ahora se le suma el repentino ingreso de su abuela a un hospital y con un pronóstico muy grave.

Por otra parte, aunque el colaborador no quería empañar el gran día de Anabel Pantoja, la ha llamado para contárselo. «Me veía en la obligación moral”, ha confesado. Y es que precisamente mientras Doña Ana se encuentra hospitalizada, la influencer y colaboradora de televisión se encuentra en Gran Canaria disfrutando de su boda con Omar Sánchez. La pareja ha acudido al Ayuntamiento y ya son oficialmente marido y mujer. A pesar de esto, ahora estará muy pendiente de cómo va evolucionando su abuela, con la que siempre ha tenido una relación muy especial.