"Muchísimas gracias por el apoyo y el cariño. Han sido unos días muy duros de luchas y de victorias", ha asegurado la madre del jugador de fútbol.


En medio de la crisis sanitaria que azota el mundo, en especial en Europa, debido a la propagación del coronavirus, llegan buenas noticias. Cristiano Ronaldo tiene algo que celebrar: su madre, Dolores Aveiro, ya está en casa. La madre del futbolista ha recibido el alta hospitalaria después de sufrir un derrame cerebral el pasado 3 de marzo. La portuguesa continúa con su recuperación y ha sido ella misma la encargada de explicar, a través de sus redes sociales, cómo se siente.

«Pensabais que no iba a volver», comenzaba a explicar la madre del as del balón entre bromas. «He vuelto de forma lenta, pausada, con calma y con mucha paz y tranquilidad en mi corazón. Volví con un pensamiento muy claro: no necesitamos juzgar el color de la piel, la ropa o los zapatos que llevamos ni la apariencia de cada uno. No somos nada frente a la vida. Simplemente somos meros peones en este mundo. La vida es una lección y solo tenemos que darle valor y estar agradecidos por todo lo que tenemos. Hay que tener fe en Dios en que todo saldrá bien», escribe Aveiro.

Con una imagen en la que aparece con una gran sonrisa en la cara y desde la terraza de su casa, Dolores Aveiro se ha mostrado muy agradecida por la familia que tiene y de poder tenerlos a su lado en estos momentos. Asimismo, ha aprovechado la ocasión de mandarle unas palabras de agradecimiento a todas aquellas personas que se han preocupada por ella: «Muchísimas gracias por el apoyo y el cariño. Han sido unos días muy duros de luchas y de victorias».

Su familia, lo más importante en estos difíciles momentos

Además, de sentirse muy arropada por su familia, la madre de Cristiano Ronaldo ha resaltado cariño de todos y cada una de las personas que están a su alrededor y las fuerzas que estos le han transmitido para poder salir de este bache en su salud. «Estaré aquí con todos vosotros pero siempre cuidando y velando por mi salud. ¡Todo estará bien! ¡Quedaos en casa! Muchos besos para todos», finaliza y lanza una petición a sus seguidores para que sigan las restricciones que las autoridades sanitarias han pautado para hacer frente al coronavirus.

Fue muy optimista

La madrugada del 3 de marzo, Dolores Aveiro sufrió un ictus y desde entonces permanecía ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Doctor Bélico Mendoça, en Funchal. La portuguesa estuvo acompañada en todo momento por su familia y afrontó con mucho optimismo su estado de salud. Fue ella misma quien, días después, explicó que se estaba recuperando, a pesar de pasar muchas horas acostada en la cama.

Desde el primer momento, la madre del jugador de la Juventus restó importancia al derrame cerebral que sufrió y lo tachó de ser un pequeño susto. «Soy consciente de lo que me sucedió y tengo la total certeza de que tuve suerte«, indicó. Entonces, aseguró que volvería muy pronto a casa. Y así ha sido,  dos semanas después, Aveiro se encuentra en casa para seguir su recuperación.

Hace frente a un mal estado de salud

El pasado mes de febrero, Dolores Aveiro compartía públicamente que había vuelto a ser diagnosticada, por segunda vez, de cáncer de mama. «Me operaron del pecho. He hecho radioterapia y ahora lucho por mi vida«, confesaba tras someterse a una intervención quirúrgica en Madrid. Además, recalcó que tenía una nueva oportunidad de disfrutar de la vida y que no había comunicado a su familia que iba a pasar por el quirófano.

Hace más de diez años también se enfrentó a esta enfermedad, concretamente en 2007. Recibió tratamiento en un hospital de Portugal y dos años más tarde el crack del fútbol quiso tener un detalle con ellos y les donó más de 100 mil euros.