Buenas noticias para Tom Hanks y su mujer, Rita Wilson. Después de haber dado positivo por coronavirus, el oscarizado actor ha regresado a su casa de Los Ángeles tras permanecer dos semanas en cuarentena en Australia. Ambos siguen combatiendo para mejorar su salud y acabar con el Covid-19.

Después de que la revista People publicara unas imágenes de la pareja en Estados Unidos, en las que se evidenciaba una mejora en su estado de salud,  el protagonista de ‘Forrest Gump’ hacía público a través de sus redes sociales  que ya se encontraban en casa. «Hola amigos. Sí, ya estamos en casa, y como el resto de personas en Estados Unidos, nos encontramos en cuarentena y manteniendo la distancia social. Queremos mandar un mensaje de agradecimiento a todas aquellos personas que nos han cuidado en Australia. Su dedicación y conocimiento nos han permitido regresar a Estados Unidos. También, muchísimas gracias a todas las personas que nos han mandado unos cálidos mensajes de cariño y buenos deseos. Lo apreciamos mucho», escribía el actor.

Luchando contra el coronavirus

«Han pasado dos semanas después de que aparecieran los primeros síntomas y nos sentimos mucho mejor. Lo cierto es que refugiarnos en un lugar así funciona puesto que no se lo transmites a nadie y no puedes contagiarse. Es de sentido común, ¿no? Vamos a tardar un tiempo en curarnos pero si nos cuidamos los unos a los otros, esta situación pasará. Podremos superarlo», decía convencido el actor hace unos días.

El coronavirus azota Hollywood

Tom Hanks no es el único actor de Hollywood que ha dado positivo por coronavirus. La protagonista de ‘Arde Madrid’, Debi Mazar’, confirmaba hace menos de una semana que también se había contagiado. Además de hacer pública la noticia, la actriz hacía una denuncia pública sobre la mala gestión que se estaba haciendo en Estados Unidos para combatir al virus. «Quiero dejar claro que estoy bien. Hace aproximadamente un mes, tanto mi marido como mis dos hijas adolescentes estuvieron enfermos, tuvieron décimas de fiebre, dolores de cabeza, dolor de garganta, dolores musculares, zumbidos en los oídos y tos seca. Pero se recuperaron rápidamente. Pensé que se trataba de un gripe común. Hace dos semanas, el 15 de marzo, me desperté con esos mismo síntomas, aunque con dolores musculares más fueres y con fiebre alta. Por entonces, supuse que me habrían contagiado y yo también tenía gripe. Pero… ¿y si era coronavirus? Un amigo mío me dijo que en el centro de salud de mi vecindario había tests y que me los traería para evitar que fuese al hospital. El pasado 17 de marzo me hice un test para ver si tenía gripe, este dio negativo. Luego me hicieron las pruebas del coronavirus. Me mandaron a casa y me dijeron que tenía que hacer cuarentena hasta que me dieron los resultados. Estos tardaría entre tres y siete días (en Corea del Sur solo tardan dos horas…). Pues bien, hoy es el quinto día y ya me los han dado. Me acabo de enterar. Espero que ya haya pasado por lo peor», relataba.

Dentro de nuestras fronteras, numerosos rostros conocidos han dado positivo por coronavirus. Entre la lista se encuentran la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y su marido, Fernando Ramírez de Haro, el exfutbolista y entrenador del Arsenal, Mikel Arteta, el futbolista del Valencia, Ezequiel Garay, Plácido Domingo o la Ministra de Igualdad, Irene Montero, la viuda de Carlos Falcó, Esther Doña, así como la mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez.

España ha alcanzado este sábado la cifra de 5.707 muertos y 72.248 contagiados por coronavirus. Según el Ministerio de Sanidad, de estas cifras, 12.285 han recibido el alta. Los datos son abrumadores. Italia, el país más castigado por la crisis sanitaria, registraba el viernes la peor jornada desde que se iniciara la pandemia, alcanzando los 969 muertos en un solo día. Más de 27.000 personas han perdido la vida en el mundo víctimas de Covid-19. En el caso de Estados Unidos, hasta el momento, se han producido 120.059 contagios y 1.993 defunciones. En la parte positiva, 3.229 personas han sido dada de alta.