Había alcanzado fama mundial no solo gracias a sus diseños, también a sus perfumes y  productos de belleza.


El mundo de la moda está de luto. El diseñador japonés Kenzo Takada ha muerto a los 81 años víctima del coronavirus. El fallecimiento se producía en París, capital en la que residía y que fue testigo de su éxito. La nota difundida señala lo siguiente: “Kenzo Takada se apagó el domingo 4 de octubre de 2020 en el Hospital Americano de Neuilly-sur-Seine a consecuencias de la Covid-19”.

Gtres

Su característico estilo asiático, con diseños coloridos y estampados con motivos flores, le hizo triunfar en la capital del Sena convirtiéndose en el primer diseñador japonés en hacerlo. Llevaba residiendo en París desde 1964 cuando comenzó, poco a poco, a escribir con letras doradas su nombre en la industria de la moda. Había alcanzado fama mundial no solo gracias a sus diseños, también a sus perfumes y los productos de belleza de su firma. Retirado en 1999, cedió el testigo de su marca al gigante LVMH.

Gtres

Desde su más tierna infancia cultivó su profundo amor por la moda. Nacido en 1939 en Hyōgo, Japón, le gustaba el dibujo y la costura, disciplinas que rápidamente combinó. Comenzó tímidamente adentrándose en la industria leyendo las revistas de sus hermanas. Se formó en Tokio’s Bunka Fashion College y tenía como referente a Yves Saint Laurent.

Su primera colección vio la luz en 1970 creada a través de viejos kimonos y retales comprados en mercados, sin embargo, gustó tanto a la crítica como al público. La revista ‘Elle’ le puso en portada y ahí comenzó su leyenda. Fue su trampolín para cruzar el charco y llegar hasta Nueva York. Seis años después, creó su inconfundible marca que atendía a su primer nombre, Kenzo. Tardó hasta 1983 en sacar su primer línea masculina. 

Su extensa trayectoria le ha llevado a vestir a celebrities de la talla de Rihanna o Beyoncé. Deja un legado de casi ocho mil diseños en el mundo de la moda. «Nunca ha dejado de celebrar la moda y el arte de vivir», ha señalado el portavoz de la familia al anunciar la triste noticia de su muerte.