SEMANA habla con Laura Matamoros y Benji Aparicio después de que tenga lugar una pelea en su bar tras la que se desplazó la Policía.


Laura Matamoros y Benji Aparicio han vivido recientemente una situación muy desagradable. Él, cocinero de profesión, posee un restaurante en una de las mejores zonas de Madrid, un exitoso local en el que es habitual encontrarse con algún rostro conocido entre sus comensales. Las cosas le van bien, pero eso no evitar vivir momentos de tensión como lo que ocurrió hace algunas noches, en las que, como es el caso, se llega a las manos.

Todo sucedió hace tan solo unos días, concretamente el jueves pasado. Lo que parecía una jornada laboral más se convirtió en un momento de tensión que terminó con la visita de la policía al restaurante. En un momento de la noche, se pudo ver a Benji fuera del local discutiendo acaloradamente con un joven y cómo, de repente, el chef le propina un bofetón y le grita “la última vez que le levantas la voz a una mujer”. En ese instante, una camarera y otro joven que se encuentra junto a ellos les separan y poco después aparece en escena una mujer desde el balcón del piso que se encuentra justo encima del restaurante. Por cómo se hablan parece que no es la primera vez que se produce un desencuentro entre Benji y esa mujer que, posteriormente, se descubre que tiene un gran peso en esta bronca que ahora trasciende a los medios. Trascurre el tiempo y Laura Matamoros también aparece en escena. A Benji se le ve hablando con una camarera y poco después llega la policía.

Desde SEMANA nos hemos puesto en contacto tanto con Benji como con Laura Matamoros. Reconocen los hechos y aseguran que desde hace tiempo tienen que lidiar con estos vecinos, cuyas acciones perjudican seriamente a su negocio.

[lista_enlaces]

Si bien es cierto que Benji se muestra sorprendido al saber que ha trascendido este percance, no tiene reparo en explicar cómo sucedió todo esa noche para acabar «pegándole un tortazo» a este chico en plena calle. Según nos relata él mismo, el verdadero origen de esta historia es una vecina a la que le molesta que haya un restaurante y que dificulta tanto su trabajo, como el de sus empleados y como el resto de locales de la zona. «Al principio nos preocupábamos, pero ya no le hacemos caso. La mujer vive sola y no está bien. Nos tira cubos de agua, de lejía, nos insulta…La cosa se ha ido poniendo fea, pero la Policía no puede hacer nada. El otro día se sentó como cliente al lado nuestro y empezó a decir todo tipo de barbaridades. La cosa fue avanzando y una persona que estaba enfrente de ella en la terraza hizo lo mismo que ella. Le estaba faltando el respeto a una camarera y después de que una persona, que estaba conmigo, le diera un toque, ya pasó lo que sabéis. Vi que se estaba pasando de la raya y cuando vino la Policía le expliqué lo que había pasado», apunta Benji a SEMANA. Y es que el joven y la vecina se retroalimentaron e insultaron a los trabajadores, según apunta Benji, convirtiendo esa noche en algo muy incómodo para los presentes.

[lista_enlaces]

Laura Matamoros

«No pude aguantar. Sin ningún tipo de razón ni elegancia ni nada…Hay mil maneras de expresar algo si no te gusta. Pones una reclamación o lo que sea, pero hay que tener educación. Este personaje sobrepasó mi paciencia», añade. Benji insiste en que no es agradable hacer frente a este tipo de situaciones, menos aún si se tiene en cuenta que todo el problema viene de una vecina del local con la que, continuamente, tienen problemas en su negocio. A pesar de que, por el momento, no se plantea denunciarla, admite estar harto y cansado de la actitud de la misma. «Me quitaría mucho tiempo si voy a denunciarla. No voy a ganar nada, pero los vecinos ya están hartos como yo», comenta. La misma versión sobre la pelea mantiene su pareja, Laura Matamoros.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Estamos listos para otra temporada de ilusión y mucho trabajo!!! Gracias de corazón a todos los que nos visitáis!! @no.na.me.bar 🖤

Una publicación compartida de Benji👊 Aparicio (@benjiaparicio) el

La influencer se mostraba asombrada igual que el padre de su hijo, pero no ha dudado en detallar a esta revista que la situación que viven en ‘No name bar‘ es límite. «Con el chico lo que pasó es que se dedicó a faltar el respeto a las camareras», dice Laura. De hecho, cuando Benji se enfrentó a él decía a gritos y a ojos de todo el mundo: «Que sea la última vez que le levantas la voz a una mujer». Por otro lado, Laura ha explicado a este medio que la citada vecina es tremendamente problemática y que cada vez son más habituales los insultos por su parte, por lo que «a veces llegas al límite«. Eso sí, Laura en ningún momento justifica la violencia ni los enfrentamientos ante nada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🤍

Una publicación compartida de Laura Matamoros (@_lmflores) el