Cansada de polémicas, la sobrina de Isabel Pantoja ha revelado una de las conversaciones que tuvo con su primo antes de la boda: «Me dijo que si fuera él, no la hubiera celebrado».


La celebración de la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez tan solo dos días después del fallecimiento de doña Ana sigue dando que hablar y más aún las marcadas ausencias de la misma. Un día después de vivir uno de los momentos más especiales de su vida, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha intervenido en directo en ‘Sábado deluxe’ para explicar cómo se siente. La sobrina de Isabel Pantoja no puede más y no ha podido evitar mostrar su cansancio hacia la última pataleta que ha tenido su primo, Kiko Rivera, con ella. Además, sin ningún tipo de filtros, ha desvelado el feo gesto que han tenido tanto el DJ como su mujer, Irene Rosales, tan solo unas horas después del enlace.

Telecinco

Anabel Pantoja no entiende qué le ocurre a Kiko Rivera y admite que tampoco conoce el motivo por el que le ha dejado de seguir en sus redes sociales tan solo unas horas después de celebrar su boda con Omar Sánchez. Cansada de la situación y de todas las polémicas, la sobrina de Isabel Pantoja ha desvelado que ni el DJ ni Irene Rosales le han felicitado por el enlace: «Ni me han escrito para decirme que estaba guapa«.

Apenada y visiblemente cansada tras la fiesta de este viernes, la colaboradora de ‘Sálvame’ insistía en que no ha tenido ningún problema con su primo y que horas antes de su boda intentó ponerse en contacto con él para saber cómo se encontraba debido a la situación por la que ha pasado la familia. «Si una persona en el día más importante de su vida te llama para decirte que te quiere y te echa de menos y no obtienes respuesta… No he recibido nada. Deseo que esté bien y que se recupere», comentaba con cierto grado de desazón. Sin embargo, lejos de echar más leña al fuego, la hija de Bernardo Pantoja ha dejado claro que está centrada en disfrutar del bonito momento que ha vivido y se muestra feliz por el acercamiento que han tenido el DJ y la tonadillera. «Yo más no puedo hacer«, admitía.

Anabel Pantoja no le guarda rencor ni a Irene Rosales ni a Kiko Rivera por haber decidido a última hora no asistir a la celebración. La joven sabe que sus ausencias están justificadas y no pretende pedir ningún tipo de explicaciones: «Él me dijo que si fuera él, no la hubiera celebrado. No me pidió que la atrasara. Irene me pidió perdón por no asistir, es un tema muy justificado. Te echo de menos, pero gracias por hacer el esfuerzo por venir», comentaba.

El enfado de Anabel Pantoja debido al último contratiempo que tuvo antes de su boda

Sobre el balance que hace de su boda, Anabel Pantoja se ha mostrado enfadada debido al último contratiempo que tuvo a pocas horas de la misma. En concreto, unos agentes del Seprona de la Guardia Civil se acercaron a quitar la carpa que tenían instaladas los novios para que tuviera lugar el banquete. Algo que no entiende puesto que tenía todos los permisos necesarios: «Lo han hecho para fastidiarlo, pero me lo he pasado genial, me voy con un buen sabor de boca».