Ana Rosa Quintana y su marido, Juan Muñoz, han partido rumbo a las costas de Cádiz para disfrutar de unos días de descanso.


Ana Rosa Quintana y su marido, Juan Muñoz, han hecho las maletas y han viajado rumbo a Sotogrande para disfrutar juntos de unos merecidos días de descanso. La presentadora de ‘El programa de Ana Rosa’ quiere cargar las pilas en la costa andaluza antes de someterse a una intervención quirúrgica. La pareja ha sido fotografiada en el aeropuerto internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde han tomado un avión rumbo a Cádiz.

Tal y como anunció el pasado 6 de abril Joaquín Prat, Ana Rosa pasará por quirófano próximamente. En plena batalla contra el cáncer de mama, aún le queda afrontar este importante paso en su proceso de tratamiento. Hasta que llegue el momento de ser ingresada en un centro hospitalario, ha querido refugiarse en su familia e instalarse en la casa que tiene en esta exclusiva urbanización para relajarse y reponer energías.

Ana-Rosa-Quintana-yoga
Foto: Instagram

«Algunos de los que hacemos este programa tuvimos la suerte de comernos un cocido en casa de Ana Rosa y le dijimos ‘oye, que hay mucha gente que nos pregunta como está Ana, queremos verla… y se animó a colgar esta foto haciendo Yoga», comentaba Joaquín Prat hace unos días. al ver la imagen de su compañera practicando yoga. Una foto que ella misma subía a las redes sociales y en la que se la puede ver sonriente y relajada en una de las estancias de su casa, en Madrid.

«Está un poquito más delgada, pero como siempre», ha dicho Joaquín Prat

«Está tan espectacular, como la vimos nosotrosParece que no se ha sometido a ese tratamiento de quimioterapia, parece que por su estado de ánimo, su aspecto…parece que no va a tener que afrontar esa intervención quirúrgica en unos días. Está como siempre, un poquito más delgada, pero como siempre. El brillo en los ojos, la actitud…. Inalterable. Así que Ana ha querido compartir esa imagen. Aquí te esperamos Anita», apuntaba el presentador y periodista.

Ana Rosa Quintana posado
© Redes sociales.

Desde que anunció que padece cáncer en su programa, Ana Rosa hace todo lo posible para que este periodo sea lo más llevadero posible. Cabe destacar que tiene una actitud positiva ante su dolencia, y siempre que se rodea de sus seres queridos los contagia con su energía y optimismo. Pero la presentadora no solo cuida el aspecto mental: también mantiene a raya su dieta. Sabe que su alimentación es decisiva en el éxito de su tratamiento y por ello consume productos biológicos y ecológicos en su camino para recuperar su salud.

En su día a día alejada de las cámaras, Ana Rosa Quintana está echando toda la carne en el asador y cumple a rajatabla con los hábitos de una vida saludable: cuida su alimentación, lleva una vida tranquila, no se desconecta de los pormenores de su productora, Unicorn TV, está al tanto de lo que acontece en la actualidad, lee, se reúne con la gente a la que quiere y y practica yoga de manera regular.