Según ha destapado Kiko Jiménez en ‘Sálvame’, el diestro y su mujer superaron una grave crisis antes de darse el ‘sí, quiero’.


Cuando toda España se plantea si hay crisis o no en el matrimonio entren José Ortega Cano y Ana María Aldón surge un nuevo titular que podría hacer temblar los cimientos de la relación entre el torero y la diseñadora: Ortega Cano y su mujer se separaron años antes de casarse. Ha sido Kiko Jiménez, ex de Gloria Camila Ortega, el que ha destapado esta información. Durante la emisión de ‘Sálvame‘, el andaluz ha revelado que esta no es la primera vez que el diestro y su pareja hacen frente a un bache en su relación. Ya estuvieron al borde de la ruptura poco antes de darse el ‘sí, quiero’, en septiembre de 2018.

«Se separaron hace cuatro años, antes de casarse. Ana María no soportaba situaciones que sucedían en su hogar y en su matrimonio«, ha contado el colaborador. «Tuvo que coger las cosas» e irse porque no se sentía que su casa fuese su hogar. Hizo las maletas y se marchó ante «cosas que sucedían», como «desplantes de la familia». Había muchos «condicionantes alrededor», según ha manifestado Jiménez.

«Ella se fue un tiempo a Sanlúcar de Barrameda»

«Sé que Ana María se va a molestar. No le hará gracia que yo cuente esto, pero hay que dar un paso al frente», añadía el ex de Gloria Camila. «Ya sucedieron cosas hace tiempo. Ella se fue un tiempo a Sanlúcar de Barrameda. Estábamos todos preocupados porque era una situación «incómoda» y «estresante».

Telecinco

«A mí me daba mucha pena Ana María», ha reconocido Kiko Jiménez. «El matrimonio sufrió bastante porque Ortega Cano no dio un golpe en la mesa». Según Kiko Jiménez, el matador no interviene «cuando hay personas que se meten por medio» de su matrimonio. «Que Ortega Cano se tenía que esconder para hablar con según qué familiares», añadía. Además, «había muchos desprecios» tanto por parte de Rocío Flores como de su ex novia: «Gloria Camila le ha hecho muchísimos desprecios».

«La he visto llorar muchas veces y me ha dado mucha pena», ha lamentado, porque no tenía «el protagonismo» ni el lugar que le correspondía. Incluso la llamaban despectivamente «la Chusa». Y apuntaba: «Una convivencia no puede ser no puede tener condicionantes ni puede haber gente por medio».

«Ella puso condiciones para volver, condiciones que no se cumplían»

La crisis entre la pareja a la que ha hecho alusión Kiko Jiménez pasó completamente desapercibida para los medios de comunicación. Es la primera vez, por tanto, que se destapa este asunto. Logaron solucionarlo después de que ella intentase cambiar las reglas de luego en casa: «Ella puso condiciones para volver, condiciones que no se cumplían», como que «los agentes externos» se quedasen al margen de su matrimonio: «Esta es mi casa y ya está bien de que venga todo el mundo».

Te interesará saber...

?

¿Cuándo comenzó la crisis entre Ana María Aldón y José Ortega Cano?

La colaboradora ha confesado en 'Viva la vida' que el documental de Rocío Carrasco ha hecho mella en la pareja. La diseñadora cree firmemente en el testimonio de la hija de Rocío Jurado, mientras que el torero ha desmentido todo lo que revela la madrileña. Por otra parte, la sombra de Rocío Jurado en sus diez años de relación les ha pasado factura y la andaluza reclama a su marido tener su "momento".