Cayetano Martínez de Irujo cumple 57 años, pero lo hace en su momento personal más complicado, pues no tiene apenas relación con sus hermanos.


Este sábado Cayetano Martínez de Irujo cumple 57 años y lo hace en un momento convulso tanto para su país como para él mismo en su faceta más personal. Desde que sus memorias vieran la luz, un vendaval llegó a su vida. Se distanció de sus hermanos y quedó en un segundo plano para todos ellos, una situación que se evidenció cuando le ingresaron de urgencia por un problema intestinal del que se ha visto aquejado en varias ocasiones. Entonces, los otros vástagos de la duquesa de Alba no aparecieron en el centro hospitalario. Solo Fernando acudió a visitarle y así lo confirmó el Duque de Arjona, confesando así el divorcio emocional que había traído consigo su obra ‘De Cayetana a Cayetano’. Sin embargo, no se arrepiente ni un ápice de esta catarsis que ha supuesto este cisma familiar tras el que no se han recuperado.

«El libro salió en septiembre y meses después siento una liberación tremenda (…) Fernando está muy unido a mí, más que nunca después del libro porque estoy seguro que se lo ha leído y se ha sentido muy identificado», dijo el pasado mes de febrero en ‘Espejo Público’. Cayetano con sus palabras reveló que no tiene ninguna intención de dar un paso atrás, menos aún después de abrirse en canal ante el país que le ha visto crecer. En sus letras sugirió abusos físicos, consumo de estupefacientes y una agitada sexual que cayeron sobre los suyos como una auténtica bomba. Quizás fue demasiada información condensada en una única entrega. Quién sabe. Lo que sí se conoce es que los lazos se tensaron hasta tal punto que con Eugenia, su ‘niña bonita’, no mantiene contacto. «Con Cayetano no tengo relación, pero nunca dejaré de quererlo. Es mi hermano», espetó ella en ‘Vanity Fair’ hace escasas dos semanas.

Sus otros apoyos

Ninguno de los dos ha abierto la puerta a una reconciliación, por lo que es una incógnita si algún día acercarán posturas. Él se encuentra relegado y tan solo se apoya en las últimas personas que le han demostrado máxima fidelidad. Su pareja, Bárbara Mirjan, de quien le separan 33 años, sus dos hijos, Amina y Luis, y la madre de sus primogénitos, Genoveva Casanova, han permanecido a su lado en los momentos más complicados de su vida y actualmente son sus apoyos más férreos.

De lo que no cabe duda es de que será su aniversario más particular. No tanto por el momento personal en el que se encuentra, sino por el enclave en el que está obligado a celebrarlo. Ni tendrá lugar una fiesta por todo lo alto, pues están prohibidas las reuniones de un gran número de personas, ni tampoco podrá abrazar, al menos de manera inmediata, a su familia más cercana. Detalles que convierten este cumpleaños en un día inolvidable, aunque sea por las circunstancias que lo rodean.