En el plató de ‘Secret Story’, la colaboradora se ha sincerado. Tras romper con Santi Burgoa está en horas bajas.


Llevaba días haciéndose la fuerte, mostrando lo mejor de sí misma. Una sonrisa de oreja a oreja y una aparente felicidad tras romper con Santi Burgoa no terminaban de convencer ni a la audiencia de Telecinco ni a su legión de seguidores en las redes. Este jueves, Alba Carrillo ha reconocido por fin la verdad. No está tan contenta como ha hecho querer ver al público. En el plató de ‘Secret Story’ ha revelado que atraviesa horas bajas. «No estoy en mi mejor momento», le ha explicado a Jorge Javier Vázquez. 

«Hoy se me ha roto la luna del coche», arrancaba explicando al inicio del primer segmento del ‘reality’. «Lo de la luna del coche es lo de menos», añadía. En su inesperada y sincera confesión ha llegado a hablar en voz alta de lo que cree que será la receta perfecta para superar la ruptura: «Tranquilidad y buenos alimentos».

«El amor es una patraña»

Desde que anunciara a bombo y platillo, a través de Instagram, aquel «estoy soltera» que tantos titulares ha despertado, la colaboradora de Mediaset ha realizado un sinfín de declaraciones sobre el estado actual de su corazón. En un principio casi se jactaba de haber iniciado un nuevo camino en solitario. «Ahora estoy soltera, así que si me subís a la casa, yo encantada», dejaba caer a Carlos Sobera hace solo un par de días. Lanzaba, incluso, que estaría encantada de participar en esta edición el concurso para conocer al hermano de Gianmarco Onestini: «¡Estoy reciclada! Luca Onestini me encanta… No me importaría nada conocer a Luca, además el nombre me encanta», exclamaba.

Aquella noche, en la que hacía referencia una y otra vez a su recién estrenada soltería, Alba Carrillo soltaría perlas como que «el amor es una patraña» o «prefiero perder un novio a perder un riñón». Frases lapidarias que hasta los más torpes en psicología pueden interpretar como una clara señal de dolor y despecho tras un fracaso amoroso.

Esta misma semana, Alba Carrillo ha vuelto a mostrarse sincera sobre su crisis con Santi Burgoa. “Este verano he roto varias veces, pero no ha trascendido”, ha reconocido. Con sus palabras dejaba entrever que las cosas no estaban bien. A pesar de que han decidido de mutuo acuerdo seguir rumbos distintos, a día de hay no hay mal rollo entre ellos.

«Santi es una persona muy importante»

“Le quiero muchísimo, es una persona muy importante, lo ha sido y espero que lo siga siendo. Ahora mismo estoy un poco enfadada, sino no lo hubiéramos dejado, pero en cuanto podamos hablar, normalizaremos y va a ser una persona importante en mi vida. Le agradezco muchísimas cosas, pero en la vida las cosas cambian y no pasa nada, hay que evolucionar como pareja, pero no como personas”, sentenciaba.