Al igual que su hermana, el tío de Kiko Rivera está dispuesto a acudir a los tribunales para frenar al músico en su imparable guerra familiar.


Desde que estalló la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, Agustín Pantoja se ha aliado con su hermana. El mánager de la artista la ha apoyado incondicionalmente desde el minuto uno, posicionándose a favor de ella e incluso intentando boicotear la última aparición televisiva de su sobrina en ‘Cantora: la herencia envenenada’. Pues bien, aún hay más. En su afán por defender a la artista no ha dudado en sumarse a una iniciativa que esta yo tomó semanas atrás: está dispuesto a tomar medidas legales contra el DJ.

Gtres

Según ha contado María Patiño este jueves en ‘Sálvame’, el hermano de Isabel Pantoja, cansado de las acusaciones de Kiko en las redes sociales y en los platós de televisión, tiene la intención de acudir a los tribunales si es necesario para frenar al músico. Según la periodista, el sevillano ha notificado al hijo de la cantante de que le va a demandar por las declaraciones que ha hecho sobre él. Chelo García Cortés, por su parte, ha confirmado que, en efecto, Agustín desea resolver sus diferencias familiares con Kiko por vía judicial. Es la misma voluntad que la tonadillera anunció recientemente, al emitir un comunicado en el que amenazaba con denunciar a quienes difamen sobre ella.

Agustín Pantoja, dispuesto a defenderse en los juzgados

«En breve, emprenderemos las acciones legales oportunas contra todas aquellas personas y medios de comunicación que hayan difundido semejantes informaciones sobre Doña Isabel Pantoja Martín, en cuanto las mismas afectan a su honor, intimidad personal y familiar, carecer del requisito de veracidad y del más mínimo interés general, tratándose de simples rumores no contrastados, faltando por todo ello a las más elementales normas de diligencia profesional y ética periodística», rezaba el comunicado enviado por la artista a través de su abogada, Cynthia Ruiz. Ahora es Agustín Pantoja quien, al igual que su hermana, recurrirá a un juez para defenderse de las palabras de su propio sobrino, quien está dispuesto a llegar «hasta el final» en su guerra contra su progenitora.

Instagram

Cabe recordar que la última vez que Kiko se sentó en un plató de ‘Sálvame’, su tío Agustín movía ficha desde las redes sociales. Desde Instagram animaba a todos los ‘pantojistas’ a hacer algo para defenderla. «Apagón. Por respeto a nuestra artista, no veas ni comentes un programa que atenta contra su intimidad«, decía. «No contribuyas al ataque gratuito. Sintoniza esta noche la programación de otras cadenas«. Su mensaje aparecía acompañado del hastag #estamoscontigoisabelpantoja.

Kiko, a su tío: «A mí no me manejas»

Tras publicar este post, Kiko Rivera respondía con dureza al fracasado intento de boicot de su tío. «Parece ser que a esto se dedicó mi tío Agustín durante todo el día de ayer», señaló el DJ el sábado por la noche. «Me parece a mí que no te ha valido para mucho, querido… Vive y deja vivir. Los papeles no engañan», comentaba. Y le lanzaba un aviso: «A mí no me manejas». No contento con estas palabras, el músico Kiko Rivera publicaba las extraordinarias audiencias conseguidas por el programa en el que participó para hablar de la herencia de Paquirri y de su madre. En total, más de 3.700.000 espectadores – con un share de 31,7%- fueron testigos de sus declaraciones. El espacio fue el más visto en televisión ese día.

Telecinco

En su intervención en ‘Cantora: la herencia envenenada’, Kiko Rivera calificaba a Agustín Pantoja como una persona amargada que controla a su madre y le impide salir más de Cantora. “No dejarla tener vida entre otras cosas. No sé si se lo dice o no (ir a algún sitio), pero si no lo hace por algo será”.

«Mi tío Agustín siempre ha sido una referencia de padre para mí»

El Dj dejaba claro que siente afecto por él, ya que ha sido una persona importantísima en su vida. “Mi tío Agustín siempre ha sido una referencia de padre para mí, al que le he pedido consejos a sabiendas de que no tenía ni puta idea porque hay que ver cómo esta mi madre“. Según el andaluz, su madre es incapaz de negarle algo a su hermano: “Mi madre si que ha tenido especial devoción por mi tío Agustín y solo con él. Mira que yo a mi tío Agustín lo he querido hasta el no va más. No te puedo decir que no lo quiero, lo que sí te puedo decir es que no puedo perdonar“.

También insinuaba que su tío es un mantenido. Y dejaba caer su orientación sexual: “Una vez que aprendes a aceptar como eres puedes ser feliz y no es malo, cada uno es como es. Se respeta y se quiere a todo el mundo», señalaba.