La Reina Sofía sigue conquistando a los franceses, quienes siguen situándola en el trono de popularidad que lleva liderando desde hace años: los motivos


La prensa francesa siente especial predilección por la Familia Real española, aunque también se deja seducir por otras monarquías europeas, al no tener miembros de sangre azul a los que seguirle la pista dentro de sus fronteras. Es habitual que la Reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, copen titulares en medios galos, pero también continúa siendo un personaje recurrente la Reina Sofía, a pesar de ser ya Emérita y de no estar de plena actualidad. Y quizá ese haya sido el motivo por el que la revista ‘Paris Match’ haya centrado ahora su atención en la esposa del Rey Juan Carlos, alejada de todas las polémicas que han salpicado a la primera familia patria y siempre resultando indemne de las controversias que han arrastrado su marido, sus hijos o sus nietos en los últimos tiempos. Y es que, la citada revista, ha vuelto a coronarla y le ha colocado en un trono que parece lejano que vaya a ‘abdicar’: el de la simpatía de todos, también en el país vecino.

Y este es precisamente el motivo por el que la revista francesa ‘Paris Match’ ha decidido llevar de nuevo a su primera plana a la Reina Sofía, para analizar con detalle el motivo de su buenísima popularidad. Pasan los años y la figura pública de la Emérita no se desgasta. Sigue siendo la mejor valorada de la familia real por los españoles en cada encuesta que se realiza y en la mente de todos se subraya la imposibilidad de que puedan destronarla, pues su legado y buen hacer parece difícil de caer en el olvido. Todo un “ejemplo a seguir” para la Reina Letizia, en palabras de la propia consorte real, cuando tuvo oportunidad de opinar sobre la figura de su predecesora, madre de su esposo, el Rey Felipe VI.

reina Sofía
Casa Real

La citada revista gala sustenta su afirmación en las encuestas realizadas año tras años en las que la Reina Sofía siempre está en la cima de la pirámide en cuanto a la valoración positiva realizada por el pueblo. Los ciudadanos quieren a la Emérita y poco o nada importa que ya no sea considerada Familia Real, sino familia del Rey. Es la única que no forma parte de esta exclusiva consideración que sí continúa con un papel de representación de la Corona. El Rey Juan Carlos dejó de hacerlo tras abdicar y más ahora que ni tan siquiera vive en España. Tampoco sus hijas, la infanta Elena y la infanta Cristina. La primera reaparece de manera anecdótica en actos públicos asociados a la actividad de la Casa, mientras que la segunda dejó de contar con este honor y responsabilidad tras el estallido del escándalo del ‘caso Nóos’. Es por ello que ahora tan solo reman a favor de la buena imagen de la Familia el Rey, su consorte, sus hijas -con cada vez mayor relevancia para la heredera Leonor- y también la Reina Sofía.