Retirado desde hace siete meses de la vida pública, el emérito, que cumple hoy 82 años, tiene todo el tiempo del mundo para disfrutar de su jubilación.


El 5 de enero, el rey don Juan Carlos celebra su 82 cumpleaños. El monarca estrena nuevo año y nueva cifra en su aniversario vital más relajado que nunca. Ya se cumplen siete meses desde que se retiró de la vida pública y su estado de salud ha mejorado notablemente desde que se sometió a un triple bypass el pasado mes de agosto. El 2020 promete ser un verdadero año de júbilo para el emérito. Después de 38 intensos años de reinado, ya puede dedicarse en cuerpo y alma a vivir… ¡a cuerpo de rey!

Muy recuperado de su operación de corazón

A diferencia de su mujer, la Reina doña Sofía, que aún cumple con obligaciones de la agenda de la Casa Real, a don Juan Carlos ya nada lo ata a compromisos oficiales. Por fin tiene todo el tiempo del mundo a su disposición para invertir su tiempo en aquello que más le gusta: viajar, reunirse con sus amigos en torno a una buena mesa, practicar la vela en las regatas de Sanxenxo o ir a los toros, otra de sus grandes pasiones.

A la mayoría de los mortales, la jubilación nos llega poco antes de los 70. En el caso de Su Majestad, ha permanecido en activo bastante más años que la media: ha trabajado hasta los 81 años. Fue el 27 de mayo de 2019 cuando la Casa del Rey anunció la decisión de don Juan Carlos de retirarse de la vida pública a partir del dos de junio. La misma fecha en la que fecha en la que se cumplían cinco años desde el anuncio de su abdicación de la Corona de España.

El último semestre han sido decisivos. Hace apenas cinco meses, el pasado 24 de agosto, se sometía a un triple bypass en la clínica Quirón de Madrid. Allí fueron a verle su mujer, sus hijos y sus nietos. Eso sí: casi todos lo visitaron por separado, a excepción de un par de coincidencias (el Rey Felipe con su madre, y la infanta Elena, también con Sofía).

También ha dedicado gran parte de su tiempo al mar. Este año, retirado, Juan Carlos ha participado con su equipo en el Campeonato del Mundo, y un año máslo volvió a ganar. Además, Elena, que en 2019 fue su fiel escudera en sus numerosas visitas a las plazas de toros para ver las mejores corridas del país, ha vuelto a disputar regatas para estar cerca de su padre.