La infanta Elena y la infanta Cristina podrían asistir a la misa funeral en el nombre de la madre de Carlos García Revenga, el que fuera su secretarío


La última vez que vimos públicamente juntas a la infanta Cristina y a la infanta Elena fue en el funeral de la infanta Pilar de Borbón, que falleció a principios del año 2020. De hecho, esta fue la última vez que vimos a la Familia Real junta. Desde entonces, todo se ha roto. A pesar de este hecho, las infantas Cristina y Elena podrían volver a unirse en una dolorosa cita este miércoles. La madre de Carlos García Revenga, el que fuera el hombre de confianza de las dos y su antiguo secretario, ha fallecido en su domicilio de Madrid y su funeral tendrá lugar este próximo miércoles. A pesar de que la relación actual entre las infantas y el que fuera su secretario personal es casi nula, las hijas de los eméritos podrían acercarse a darle el pésame debido a la excelente relación que han guardado a lo largo de los años.

Ha fallecido la madre de Carlos García Revenga, el antiguo secretario personal de las hijas de Don Juan Carlos

Como hemos dicho anteriormente, Carlos García Revenga perdió a su madre hace unas semanas y le dará este miércoles el último adiós. El que fuera el antiguo secretario particular de las infantas Elena y Cristina había cuidado él mismo y de manera personal a su progenitora, que durante los últimos años ha tenido un delicado estado de salud. Ambas hermanas podrían asistir a la misa funeral que tendrá lugar mañana en la capital. Hay que recordar la estrecha relación que les ha unido a las infantas con Carlos a lo largo de muchos años. De hecho, estuvieron más de dos décadas trabajando mano a mano.

© Gtres.

Fue muy llamativo su despido, ya que fue de manera inesperada. Esto ocurrió cuando Felipe VI fue proclamado Rey y ello conllevo a que las normas internas del Palacio de la Zarzuela dieron una cambio radical y el actual monarca impusiera las que a su parecer les pareciese las más adecuadas. Con la llegada de Felipe al trono se redujeron los miembros de la Familia Real, que pasaron a ser únicamente los Reyes Eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía; los actuales Reyes, Felipe y Letizia; y sus dos hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía. Una vez que el resto de miembros ya no formaran parte de la Familia Real, se despidieron al personal que iba unido a ellos, que en ese momento corría a costa de la Casa Real.

El amigo íntimo de las infantas demandó a la Casa Real por despido improcedente

A pesar de que García Revenga mantenía una excelente relación con las infantas, pues incluso son madrinas de sus hijas, él no tuvo reparos en pleitar contra la Casa Real por despido improcedente. Sin embargo, no tuvo suerte en su demanda y perdió. Desde entonces y tras varios intentos laborales que fracasaron, a pesar de la agenda que tenía, decidió volcarse en cuerpo y alma en el cuidado de su madre.