El mindful eating es una forma de vida que afecta a la forma de alimentarnos que ya ha conquistado a famosas de la talla de Lara Álvarez o Isabel Jiménez.


Detox, keto, low carb, Sirtfood… son infinitas las dietas que hemos venido analizando (y, a veces, probando) durante los últimos años. Aunque el objetivo de alguna de ellas es meramente adelgazante, existen multitud de dietas cuyo propósito suele ser algo más profundo que eso; dietas relacionadas con la salud y con el bienestar personal, que buscan acercarnos a esa imagen que siempre hemos querido alcanzar pero sin perder la cabeza ni la salud en el intento y que son, sin lugar a dudas, nuestras favoritas. Y es que podemos probar diferentes métodos alimenticios y es totalmente lícito querer cambiar de cuerpo. Sin embargo, no debemos hacerlo a base de castigos, limitaciones o restricciones. Una idea en la que se basa en mindful eating, la nueva dieta que ya se ha convertido en todo un estilo de vida y que promete revolucionar tu despensa pero también tu día a día.

El mindful eating (también llamado alimentación consciente) consiste principalmente en comer con el estómago pero también con el cerebro y los cinco sentidos. Es una manera de alimentarse poniendo atención y, sobre todo, intención en la experiencia que es comer y analizar aquellos pensamientos, sensaciones y emociones que tienen lugar antes, durante y después de dar el primer bocado. Más que una dieta, es una forma de alimentarse sin remordimientos que busca volver a lo natural y da importancia al valor de conocer el origen de los alimentos; intentando que seamos conscientes de qué y cómo comemos.

Mindful eating: La alimentación consciente que cada vez tiene más adeptas

Es una forma de alimentarse muy sencilla pero cuyos beneficios son incalculables. Básicamente, si quieres adentrarte en este fascinante mundo, solo tienes que escuchar lo que tu cuerpo te dice cuando comes cada comida; prestar atención a la señales que te manda. ¿Sientes que tienes hambre? Come. ¿Te apetece cenar algo dulce en lugar de optar por el típico plato salado? Hazlo. ¿Sientes que ya estás saciada? Deja de comer. ¿Notas que este alimento se te hace pesado o indigesto? Tómalo lo menos posible.

Es una dieta y estilo de vida que, como busca respuestas, se basa mucho en la meditación. Algunas de sus claras adeptas son la modelo Helen Lindes o las presentadoras Lara Álvarez e Isabel Jiménez, que gracias a Arla, una marca de quesos de la que son embajadoras, han probado esta nueva forma de alimentarse y, según hemos podido ver, están encantadas. ¿Y tú? ¿Te atreves a el mindful eating?