Conseguir un bronceado duradero y sublime es el objetivo. Son infinitas sus virtudes: nos proporciona un aspecto descansado, disimula  cicatrices y marcas, incluso mejora la apariencia de la piel de naranja… En definitiva, el bronceado favorece de manera indudable. Y no es de extrañar que queramos prolongarlo.
1

Trucos y consejos para conseguir un bronceado duradero

Para lograr el objetivo hay que tener en cuenta cuatro pasos. ¿El primero?, preparar la piel. Suponemos que a estas alturas del verano lo hemos hecho exfoliando e hidratando al máximo. Y, por supuesto, protegiéndola durante el tiempo pasado al aire libre. Si hemos hecho bien los deberes habremos conseguido eliminar impurezas y dejarla preparada para el siguiente paso: potenciar.
En esta segunda fase debemos elegir bien los productos. Deben estimular la síntesis de melanina, la protección natural de nuestra piel; y prevenir el fotoenvejecimiento reforzando las defensas naturales, hidratándote por dentro y por fuera. Tampoco olvides incluir en tu dieta alimentos ricos en betacarotenos. Son precursores de la Vitamina A, estimulante natural de la melanina. Si lo haces, el camino hacia el bronceado duradero y perfecto está más cerca de la meta. Mango, níspero, albaricoque y pimiento rojo son buena elección.
2
El tercer paso es el del bronceado en sí y es aquí cuando cobra especial protagonismo la prevención de arrugas. ¿Cómo? con principios activos que mejoran la calidad de las fibras de colágeno y elastina. Pero, además, ese tono dorado debe ser el de una piel sublime e hidratad. Por eso debemos aplicar un producto aftersun que contenga vitamina C, carotenos y provitamina A.

El remate final para broncear tu piel durante más tiempo

El paso definitivo para conseguir nuestro bronceado duradero es alargar el resultado. Lo conseguirmeos con productos que calmen y eviten reacciones cutáneas. Los hay que contienen péptidos prolongadores del broncead. También unifican e incluso disminuyen la temperatura de la piel. Conseguimos así un efecto de frescor inmediato. Y a la vuelta, nada como un tratamiento en cabina como Beoxy Platino que libere la piel de toxinas y células muertas. Hidrata y aporta confort, calmando la sensación de tirantez que se produce tras la exposición solar y dejando tu piel lista para presumir de bronceado.