«Lo hemos pasado mal por la relación que hemos tenido con él y por el tipo de persona que es. Es alguien adorable», ha afirmado Carmen Borrego sobre el joven.


No solo la familia de Rocío Carrasco se está viendo afectada por la crudeza de su verdad a través de la docu-serie ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva‘, para dos de sus grandes amigas, Carmen Borrego y Terelu Campos, está siendo muy difícil tratar este tema en televisión. Esta última no podía evitar abandonar el plató de ‘Viva la vida’, muy emocionada y entre lágrimas, cuando se ha hablado de David Flores -el hijo pequeño de Rocío Carrasco-.

Telecinco

José Antonio Avilés ha revelado que este llama a las hermanas Campos sus ‘titas’. De forma inmediata, Terelu se levantaba de su sitio y se refugiaba detrás de las cámaras visiblemente afectada. Lo hacía sin poder reprimir las lágrimas. «Nosotras queremos muchísimo a David y hace muchos años que no le vemos», ha explicado Carmen Borrego también tocada con el tema.

Telecinco

Añadía que lo habían pasado muy mal por la relación tan estrecha que habían tenido en el pasado con el joven. «Nosotros nunca hemos hablado de él ni lo vamos a hacer porque no es un personaje público y nunca se ha expresado públicamente. Lo que no quiere decir que no lo hayamos pasado mal por la relación que hemos tenido con él y por el tipo de persona que es. Es alguien adorable. Se me pone la carne de gallina».

El encuentro de Terelu con Rocío Flores

Una vez calmada, Terelu ha regresado al plató. Nuevamente ha visto cómo sus sentimientos se ponían a flor de piel por tratar de temas que le afectan a nivel personal como cuando se habla del hijo pequeño de Rocío Carrasco. Durante su intervención, la colaboradora ha revelado que coincidió con Rocío Flores en un conocido restaurante de Madrid el pasado viernes. La joven estaba acompañada de Gloria Camila Ortega y el encuentro se producía después de nueve años sin que ambas hayan tenido ningún tipo de contacto. La hija de María Teresa Campos no ha dado mucha importancia al hecho que se produjo de forma casual y ha señalado que se saludaron de forma cordial sin entablar conversación alguna.

Montaje SEMANA

El documental de Rocío Carrasco está aflorando viejas heridas aún sin cicatrizar y está salpicando a familiares y amigos. Terelu mostraba su desasosiego por todo lo que está saliendo a la luz. No solo eso, aprovechaba para poner el foco en Rocío Flores: «Lo único que me importa en estos momentos es esa niña. Si a mí me preocupa es porque tengo muy claro que su madre no ha hecho culpable a esa niña. Yo lo único que quiero es que escuche a su madre también. Lo único que quiero es que le sirva a ella para ser más justa. Ella ha escuchado una parte durante un tiempo y es necesario que escuche la otra aunque sea doloroso».