Susanna Griso ha visitado el plató de ‘El Hormiguero’ para repasar los principales temas de actualidad. Junto a Pablo Motos, la periodista ha recordado los momentos y entrevistas más relevantes al frente del programa ‘Espejo Público’, el magacín matinal que presenta y que suma ya 15 temporadas en Antena 3. Pero en su visita no solo ha hablado de trabajo. También ha tenido tiempo de arrojar un poco de luz sobre su vida familiar y sus hijos. «Siempre digo que soy madre de cuatro», ha arrancado diciendo al detallar cómo es su relación con Koudus, su hijo de acogida. «Esta es una historia que a mí me emociona y no sé si me voy a alargar mucho».

Susanna Griso (1)
Antena 3

«Mi hermana trabaja en centros de niños tutelados, llamados menas, que es una palabra que no me gusta. Son niños que vienen de Marruecos, del Norte de África, de países subsaharianos. Un día me llama mi hermana y me dice: ‘Hay uno de los niños, a los que le estoy dando clase de castellano, se queda en la calle. Él tiene papeles, pasaporte… que demuestran que tiene 16 años, pero en la prueba de muñeca le sale que tiene más de 18 años. Hay mucho error en la prueba de muñeca», ha contado.

«Con lo cual, de un día para otro se queda en la calle y no tiene un sitio dónde ir a dormir. Yo tengo un niño en ese momento de 16 años en mi casa. Tiene la edad de mi hijo mayor. Y le digo: ‘Bueno, ¿qué hacemos? Quédatelo tú y ya buscamos la manera de pagar una habitación», continuaba. «Ella lo instala en casa. Yo le he pagado los estudios. Lo hemos adoptado entre las dos. A ella la llama abuela y a mí me llama madre».

Journalist Susanna Griso at photocall for Interiores awards in Madrid on Tuesday , 22 October 2019.
Gtres

A Susana Griso le brillaban los ojos hablando de su hijo de acogida. «A mí me encanta que me llame madre. Es un niño maravilloso. Es guapo, simpático, buena gente, feliz, unas castañuelas», destacaba. «Cocina maravillosamente, es muy trabajador. Ahora ya tiene papeles. Yo estoy muy orgullosa de él. Ha estudiado FP y ha hecho las pruebas de catalán, que tiene mucho mérito. Es una persona que habla cuatro idiomas africanos».

Susanna Griso recuerda las duras condiciones de los «mal llamados menas»

Asimismo, ha hecho hincapié en la importancia de atender las necesidades de los menores extranjeros no acompañados tutelados por las autoridades públicas por no tener un adulto de referencia en el país. «Esto me ha permitido acceder a un mundo de los mal llamados menas, que es muy difícil. Déjame que rompa una lanza a favor del Minsitro Escrivá. Él se comprometió con Lourdes Rizabal, que es la presidenta de Raíces, que es una ONG que ayuda a los niños extutelados, a cambiar el reglamento con los niños tutelados. Y lo ha hecho. Y esto ha ayudado a cambiar el reglamento. Eso ha facilitado su adaptación», ha explicado.

«Se encontraban que cuando cumplían 18 años estaba en un limbo legal en el que no podían ni trabajar ni estudiar. No tenían dinero para seguir los estudios. Los abocabas al top manta, a la delincuencia, a condiciones muy difíciles. Incluso ha habido muchos casos de suicidios. Ellos llegan con el sueño de trabajar, de seguir aquí, y eso se queda truncado. Y gracias a ese cambio de reglamento la integración está siendo bárbara. Chapó porque se comprometió a hacerlo, ha tenido mucha complicación en hacer ese cambio, pero lo ha podido sacar a la gente. Y se ha dado un progreso importante. Por eso creo que la política sirve para cambiar las cosas».