Elena ha sentado las bases para una convivencia armoniosa con Hugo Sierra en Honduras con un breve pero contundente mensaje.


Elena Rodríguez, madre de Adara Molinero, ha entrado con fuerza en ‘Supervivientes 2020’. Poco después de saltar desde el helicóptero a las costas de los Cayos Cochinos ha coincidido con el ex de su hija.

«Ya no soy tu suegra, pero sí la abuela de tu nieto»

La concursante no ha dudado en dar dos besos al uruguayo a su llegada a la isla. Eso sí, en su saludo le ha dedicado unas palabras. Palabras que incluyen una importante advertencia. «Ya no soy tu suegra, pero sí la abuela de tu nieto. Me gustaría que utilices la técnica que tenía Adara, que pienses lo menos posible en esa personita», le decía a su exyerno.

«Para mí Hugo es un desconocido»

En la primera gala, Elena admitía sentirse muy ilusionada con el reto que supone participar en el ‘reality’ de Telecinco. «Me siento muy feliz, no puedo dejar de sonreír», explicaba a Jorge Javier antes de tirarse del helicóptero. «Es la primera vez en mi vida que tengo esta sensación de felicidad. Entro a disfrutar, entro a vivir», se sinceraba. También dejaba clara su postura respecto al ex de su hija. «Para mí Hugo es un desconocido»

Hugo, por su parte, ha evitado hablar de quien fue su suegra hasta hace apenas unos meses. Sin embargo, sí ha confesado que se siente con posibilidades de llegar a la final. «Mi punto fuerte será mi fortaleza mental», ha subrayado.

Dispuesta a darlo todo en el concurso