Maite Galdeano y Labrador han protagonizado el momento más romántico de ‘La Casa Fuerte’, pero muchos lo tildan como un montaje.


Sin decepciones. El estreno de ‘La Casa Fuerte’ ha provocado ya muchos vídeos de polémicas entre sus concursantes. Pero contra todo pronóstico, no todo han sido peleas y discusiones en la todavía corta estancia de los participantes durante los primeros días de reality. Y es que sin esperarlo, se ha desatado un momento de pasión en la casa, pero… ¿quiénes han sido los protagonistas?

Maite Galdeano y Labrador. La madre de Sofía Suescun y el que fuera concursante de ‘Gandia Shore’ han sido el centro de todas las miradas después de que empezaran todos a animarlos para empezar una historia de amor, que muchos han tachado de montaje. Eso sí, Maite parecía estar muy ilusionada y nerviosa por enfrentarse a esta situación nueva para ella.

«Yo esto pensaba que nunca me iba a pasar en la casa, pero voy a dejarme llevar, que fluya y a ver qué pasa. Estoy muy tímida porque hace cinco años que no hago nada la verdad», confesaba la madre de Sofía Suescun después de haber sido supuestamente correspondida por Labrador.

Animados por todos sus compañeros de la casa, ambos se desafiaron con las miradas. «Estoy abierta al amor y a lo que venga», empezaba diciendo Maite. «Ven aquí Labrador…», le decía. Después de este juego de miradas, Maite no se ha separado de él. Tras ver la complicidad entre los concursantes, el resto de habitantes de ‘La Casa Fuerte’ les ha animado a darse un beso.

Labrador se ha dejado llevar por la pasión y sujetando a Maite con sus brazos, la ha besado de la manera más romántica .»Me ha besado, me ha besado, Ay Dios mío. ¿Lo has hecho sintiéndolo no? ¿De verdad? No quiero que sea un rollete de calor porque estamos aquí….», declaraba con emoción la madre de Sofía Suescun.

«No tengo problemas en hacerme querer, porque yo soy un chaval que si me dan amor… bienvenido sea», contestaba Labrador después del beso. Acto seguido, todos sus compañeros le han vuelto a animar para que hicieran un paseíllo por el jardín de la casa: «Ahora estoy acompañada, acompañada», decía Maite.

Fani ha querido tener un detalle con ellos y le ha dicho que van a prepararle una cena para que disfrutaran de una cena romántica después de este beso. Las compañeras de Maite le han preparado todo para que estuviera estupenda para la cita. Por su parte, Oriana, que no se puede creer este momento, decía que si le estaban tomando el pelo por este momento. «No me jodáis… que Labrador se preste a hacer semejantes chorradas, me da vergüenza. Esta cenita de llamar la atención, de jugar como que nos casamos, tenermos un hijo… no lo entiendo, me he sentido como un extraterrestre en esta casa», dice incrédula.

El momento de la cena

La cena estaba lista y allí se han dado cita Maite y Labrador. «Yo me he hecho ilusiones contigo… hemos tenido ese filín, esos besos que me has dado, me han parecido de verdad, he sentido mariposas. Es porque has sentido algo hacia mí… A mí me gustas Labrador… Hace tiempo que no le he dicho nada a un hombre, pero bueno, vamos a ser sinceros, iremos poco a poco… somos muy parecidos, lo vamos a hacer muy bien», declara Maite emocionada.