Una semana después de enfadarse con la dirección, la colaboradora se ha roto al recibir una sorpresa del programa.


Raquel Bollo ha recibido un regalo que no esperaba de la dirección de ‘Sálvame’. Y, al verlo, no ha podido reprimir las lágrimas.

Un envío sorpresa para Raquel

El pasado 10 de diciembre, Paz Padilla anunciaba a Raquel que un mensajero había llegado a las instalaciones de Telecinco, en Fuencarral, para entregarle un paquete. La cara de la colaboradora, que no sabía lo que le deparaba la sorpresa, era de pocos amigos. No parecía esperar nada bueno. Y es que días atrás se había enfadado con la dirección del programa por anunciar que su hijo Manuel será padre por primera vez sin haberla avisado antes.

Después de recorrer los pasillos de la cadena intentando dar con el repartidor, Paz y Raquel regresaban al plató con las manos vacías. Al llegar de nuevo a su asiento, Raquel vio un enorme objeto sobre la mesa cubierto por un envoltorio dorado de tela. Cuando tuvo el misterioso envío delante, se mostró bastante nerviosa. Sin embargo, lo que había en el interior la dejó absolutamente sorprendida. Tanto, que permaneció durante un largo instante con las manos en el rostro, sin poder creer lo que la dirección del programa había preparado para ella.