Rubén Sánchez, culturista y novio del cantante Enrique del Pozo, ha puesto punto y final a su aventura en Honduras.


‘Supervivientes 2022’ ya tiene su primer expulsado. Charo Vega, Ainhoa Cantalapiedra, Rubén Sánchez y Juan Muñoz han sido los primeros nominados de la edición, pero el más votado para abandonar el concurso ha sido el culturista. «Estoy muy contento y agradecido de haber convivido con ellos. He tenido la oportunidad de conectar mejor con unos que con otros. No me han dado la oportunidad de que les conozca más. Espero en un futuro, en el plató o fuera. Espero que fuera nos conozcamos todos mejor. Me hubiera gustado seguir en esta aventura porque era mi ilusión y mi sueño. En esta ocasión la audiencia ha decidido que sea el primer expulsado. Alguien tiene que ser», ha dicho nada más conocer el veredicto.

Aunque se queda fuera del reality, el deportista no viajará de regreso a España. Al menos, de momento. Y es que la dirección del programa ha decidido que se vaya como «parásito» a Playa Paraíso, la playa donde estuvieron Tania y Alejandro poniendo en práctica el conocido mantoning. «En Playa Paraíso hay camas, mosquetas, comida y leche en polvo», ha recordado Jorge Javier Vázquez.

Parece claro que el carácter del deportista le ha pasado factura. Desde que entró en el programa se ha enfrentado a sus compañeros. Primero por el tema de la comida, lo que ha provocado malestar, así como por la insistencia con la que ha hablado de lo duro que es ser abiertamente homosexual en el culturismo. Para algunos, como a Kiko Matamoros, su discurso ha resultado pesado.

Telecinco

Horas antes de la expulsión, el colaborador y Rubén Sánchez han protagonizado una tensa pelea después de que este lo descalificara por quejarse de sentirse aislado «y como un cero a la izquierda» de su grupo. “Tu puta frustración es que eres un anónimo”, le ha recriminado el madrileño. «Eres un puto frustrado, un fracasado. Y cuando te vas a la puta calle, que nadie te conoce. Eres un anónimo, que vas presumiendo de ser conocido y no te conoce ni Dios».

Desde el plató de ‘SV’, Enrique del Pozo, pareja de Rubén, lo ha defendido de las acusaciones de Matamoros: «Mi novio es el invisible desde que ha entrado en el programa. El tema de la homosexualidad, él ha sido muy valiente al confesarlo».

Telecinco

Con la expulsión de Rubén Sánchez, Charo Vega se ha salvado de irse a casa. La que fuera amiga íntima de Carmina Ordóñez se ha mostrado muy contenta de quedarse una semana más. Tras el aplauso de sus compañeros ha confesado que en un principio quiso marcharse, pero «en este tramo se quiere quedar».

Marta Peñate, por su parte, ha intervenido minutos de la expulsión de Rubén para darle un toque a Kiko Matamoros y Anuar Beno. Los dos han aplaudido y se han alegrado de la expulsión de Rubén, algo que  la canaria no le ha hecho ninguna gracia: «Hay que saber ganar con dignidad».