El colaborador ha revelado que el productor, -que le debe 3.000 euros-, llegó a invitarlo a tomar un café en París.


La detención de José Luis Moreno, acusado de presuntos delitos de organización criminal, estafa, blanqueo y alzamiento de bienes, ha abierto la Caja de Pandora. En las últimas 24 horas se han sucedido los testimonios de numerosas personas afectadas por el productor. Tanto personas anónimas como personajes famosos han denunciado la turbia manera de relacionarse del que fuera ventrílocuo o las deudas que este tiene contraídas con ellos. Es el caso de Rafa Mora.

«Me elogió y me dio su número de teléfono»

El colaborador de ‘Sálvame’ ha contado que el empresario lo contrató para hacer dos cameos. “Después de hablar con él, yo pensaba que había triunfado. Me estaba ofreciendo un tipo de ayuda… y me dio a entender que, en este gremio, si no te ayudan no llegas a nada… me elogió y me dio su número de teléfono… yo me fui muy contento, hasta ahí todo bien”.

“El problema está que a las dos semanas decido redactar un mensaje para decirle que mi compromiso con él era meramente profesional. Me contestó y me dijo que iba a borrar el mensaje, que iba a hacer como que no lo había leído y que no había entendido nada”, añadía.

Foto: Gtres

“A los meses volví a tener noticas de él. Fue en tono bien. Que si quería tomar un café en París. Le mandé un selfie con mi pareja y le dije que estaba muy bien en Valencia. Y al tiempo volvió a escribirme, en tono cordial y para decirme que en Madrid siempre sería su invitado”, ha detallado el valenciano.

«Me ha ofrecido cuidarme y marcarme cuál era el camino para ser un buen presentador»

Sin querer centrarse en los aspectos negativos de su personalidad, el colaborador ha confesado que el empresario lo invitó varias veces a su mansión de 5.000 metros cuadrados a las afueras de Madrid: «Me ofreció ir a su casa en tres ocasiones. Ha sido una persona que ha ofrecido cuidarme y marcarme cuál era el camino para ser un buen actor o un buen presentador, pero yo al final no acepté lo que él me estaba proponiendo».

El valenciano ha dicho también que el madrileño tiene una deuda pendiente con él por dos cameos que hizo en sus producciones. Nunca le reclamó las cantidades a deber. Ni pretende hacerlo. «Los 3.000 euros que me no me pagó en su día, a día de hoy se los perdono», concluía.