Contra todo pronóstico, la actriz sevillana ha desvelado su identidad: era Catrina… ¡Y ha ganado la primera edición del ‘talent’ de Antena 3!


En la última gala de ‘Mask Singer: adivina quién canta’, las seis máscaras que han luchado durante semanas por la máscara de oro por fin han revelado su identidad. Caniche, Camaleón, Cuervo y Catrina han vuelto a pisar el escenario del ‘reality’ de Antena 3 con sus voces reales. Las cuatro máscaras han sido por fin descubiertas a lo largo de la noche. Incluidas las de la ganadora de la primera edición: Catrina. Por fin, la audiencia del programa supo quién daba el do de pecho cada miércoles tras una máscara mexicana: Paz Vega.
«He tenido la suerte de vivir con el ídolo de mi infancia», «El día que hagan una película sobre mí debería llamarse La, La, Land», «Prince le regaló una púa como recuerdo de nuestra amistad» o su encuentro con Hillary Clinton fueron algunas de las informaciones que había facilitado a los jueces para que pudieran dar con su identidad. También desvelaba: «Mi vida cambió cuando conocí a mi Catrino. La primera vez que vi a mi Catrino me conquistó sin goleada. Desde el mundo de los muertos puedo decir que una vez estuve cerca de Dios». Eso hizo pensar que pudiera tratarse de Gloria Trevi, de Paulina Rubio, de Shaila Dúrcal o incluso de Thalía. Nadia había dado ni una…
Malú no ha dudado en alabar su paso por el concurso: «Has jugado increíble y te mereces estar aquí». Lo cierto es que la actriz sevillana había logrado despistar a todos. «El concierto de Prince fue en Los Ángeles y yo estaba en primera fila y besó la púa y me la dio», contaba. «Yo viví todo lo que vivió el personaje femenino de la película La, La, Land», añadía. También contaba que tuvo la suerte de trabajar al lado de su ídolo, Sylvester Stallone, en la quinta entrega de ‘Rambo’. Feliz tras alzarse como ganadora, confesaba cuál había sido su mayor temor cada vez que se subía al escenario: «Me daba mucho miedo porque mi voz es muy reconocible».
Antena 3

El primer concursante en ser descubierto era el Cuervo. Un enigmático aspirante que aportaba los siguientes datos en su carta de presentación. Hablaba de su especial vínculo con Galicia, de que «todos los caminos» lo llevan a la gloria o que «desde pequeño» ha tenido claro su «camino a seguir». Esto hacía sospechar que podría tratarse de Julio José Iglesias. Pero no. Quien se ha escondido bajo el disfraz de ave negra era Jorge Lorenzo, campeón del mundo de MotoGP. El exmotociclista revelaba que le fascina la música: «Siempre he cantado bastante bien. Cuando iba de viaje a Japón o Malasia me llevaba a algunos miembros del equipo a cantar o en las fiestas del club de fans nadie me quitaba el micrófono. Cuando hay una oportunidad para cantar la aprovecho».

«Me has enamorado», le decía Javier Ambrossi. «Para mí has sido la mejor voz, sin duda». El deportista se despedía del programa muy satisfecho de su paso por el concurso: «Ha sido una experiencia única e inolvidable».

Antena 3

Camaleón había dado como pistas que su padre lo llamaba Topo Giggio, que lloró cuando vio «por primera vez» a sus «tres tesoros», que le gusta liderar a su equipo y que «la aprobación del público es vital en mi profesión». Una serie de pautas que hacían sospechar a los investigadores, Malú, Javier Calvo, Javier Ambrossi, José Mota, de que podría tratarse de David Muñoz, cocinero y marido de Cristina Pedroche. Pero la persona que se ha escondido todo este tiempo detrás de la máscara de camaleón nada tiene que ver con el cocinero tres estrellas Michelin. ¡Era Toni Cantó!

«No habéis dado una», le decía a los investigadores al quitarse su atuendo. «Me lo he pasado genial. Ha sido una experiencia maravillosa y me hacía muchísima ilusión cantar. Iba alucinando cuando pasaba cada nueva eliminatoria. He quedado tercero, pero me he dado cuenta de que soy el hombre mejor clasificado de ‘Mask Singer'». El actor y político le ha contado a Malú que recientemente vio a Albert Rivera y le costó muchísimo ocultarle su paso por el ‘talent’ de Antena 3.

Su balance no ha podido ser más positivo. Gracias a la máscara se ha montado «un personaje» y se lo ha pasado «de coña» y ahora que se dedica más a la política le viene genial hacer un tipo de trabajo artístico», confesaba. «Nunca he tenido mucha oportunidad de cantar y esto me ha permitido poder hacerlo. Lo he disfrutado muchísimo».

Antena 3

Al final de la gala, el gran premio de la noche se debatía entre Catrina y Caniche, dos de las grandes favoritas del programa que ha revolucionado a la audiencia de Atresmedia. Tienen algo en común ambas, que es la ilusión, las ganas y el buen hacer», decía Javier Ambrossi. Los investigadores lo tenían claro: querían que ganase la mujer que se esconde tras la máscara mexicana. Esto dejaba fuera a Caniche, uno de los personajes más populares del programa, decía de sí misma cosas como que es «una pija», que le encanta ir «en chándal» o que recuerda su viaje con Orlando Bloom.

Antena 3

María Pombo, Patricia Conde, Nati Abascal, Pilar Rubio… Son los nombres que se barajaban como posibles cantantes tras el disfraz de perro. Pero no. Quien cantaba detrás de Caniche era Genoveva Casanova. «No pensé que fuera a llegar al tercer episodio, pero el equipo fue increíble. Me dieron clases y me enseñaron a usar la voz», decía la ex de Cayetano Martínez de Irujo al quitarse la máscara.

«Qué buena energía que has traído, qué dulzura. Mi concursante favorita, decía Arturo Vals, emocionado al verla. «Nos ha cautivado». Malú también se rendía a sus encantos: «Has sido mi máscara favorita, mi máscara achuchable de ‘me la llevo a mi casa», le confesaba. La mexicana contaba, visiblemente satisfecha y con una sonrisa de oreja a oreja, que su familia no tenía ni idea de que formaba parte del concurso y que ha sido unas de las grandes experiencias de su vida: «Ha sido el mejor juego que he jugado en mi vida».