¡null!

Miriam Saavedra llega a las manos con Suso

La última noche en la casa de Guadalix de la Sierra terminó con trifulca. Y no entre Miriam Saavedra y Mónica Hoyos como todos podían esperar tras su hora del té. No. Aunque una sí que era protagonista. Miriam Saavedra. Y el otro protagonista, Suso.

[Mónica Hoyos y Miriam Saavedra: tensa hora del té entre pullas e indirectas]

7Suso perdió los nervios por la actitud de Miriam Saavedra

6La noche parecía tranquila, pero pronto se torció

Los miércoles en la noche se celebran las fiestas semanales en ‘Gran Hermano VIP’. Y esta parecía ser una más. Al uso. Habitual. Pero todo se trastocó y terminó siendo la noche más tensa para los dos concursantes. Miriam Saavedra y Suso comenzaron a discutir sin motivo aparente, pero con insultos y llegando incluso a las manos, ya que Miriam le dio una colleja a Suso.

5Aurah y Makoke intentaron calmar a Suso

4Suso: «Eres un chupachups y no tienes cabeza»

Todo transcurría con normalidad, pero la actitud de Miriam Saavedra hizo que Suso perdiera los nervios y le dijera cuatro cosas gritando a Miriam: «No tienes respeto. Te sientan muy mal las fiestas y lo que bebes. Has llamado a Aurah zanahoria, das collejas, al otro le tocas el culo..Te voy a llamar chupachups…Eres un chupachups y no tienes cabeza…Eres una mierda seca. No tienes valores, ni educación, estás mal y podrida…Chupachups de mierda.. ¡Anda tápate!», tal y como ha desvelado el Minutado de ‘Gran Hermano VIP’. 

3Miriam: «Es un déspota, asqueroso y repugnante»

Aurah y Makoke se han llevado a Suso a otra parte. Miriam, que parecía que se había tomado las cosas con tranquilidad, ha salido a su encuentro entre gritos de: «Es un déspota, asqueroso y repugnante». 

[Suso y Aurah Ruiz, protagonistas del primer edredoning de ‘GH Vip 6’]

2La cocina fue la testigo de esta pelea

1Miriam terminó con Mónica Hoyos

La cosa se fue de las manos unos minutos después, cuando ya Miriam y Suso en el dormitorio se escuchaba: «¿Me vas a pegar? ¡Pégame!». «Yo, nunca», responde Suso. Después, parece que es Mónica Hoyos la única capaz de tranquilizar a Miriam Saavedra. Quién lo diría.