La presentadora y el colaborador han vuelto a verse las caras en los platós de Telecinco, donde han vivido un frío encuentro.


María Teresa Campos ha hecho una visita sorpresa al plató de ‘Sálvame’. Allí ha demostrado en cuestión de minutos que sigue siendo la Primera Dama de la televisión en España. En cuestión de minutos, la presentadora ha protagonizado un tenso reencuentro con Antonio David Flores, ha echado la bronca a Kiko Jiménez, y hasta ha tenido tiempo de reventar los audímetros al marcarse un baile con los colaboradores del programa.

Incómodo encuentro entre la Campos y Antonio David

Todo un festival televisivo. Así ha sido la visita de la malagueña al plató de ‘Sálvame’. Ha revolucionado los estudios de Telecinco y ha logrado que millones de espectadores se quedaran pegados a sus sofás.

Nadie esperaba que la malagueña entrara en el programa. Menos aún que lo hiciera en riguroso directo. «Es la segunda vez que vengo después de muchos años», explicaba la madre de Terelu a Carlota Corredera. Apenas ha estado unos minutos, pero han sido suficientes para que sea recordado como uno de los ‘best moments’ de la pequeña pantalla en este país.

Su primer encuentro ha sido con Antonio David Flores. El aplauso del público y el ir y venir de los colaboradores no ha hecho pasar desapercibido el tirante saludo entre ellos. Dos besos y poco más. María Teresa se limitó a ser educada con el exmarido de Rocío Carrasco, a la que quiere como si fuera una hija.