La colaboradora de ‘Viva la vida’ se ha pronunciado sobre el enfrentamiento entre Matamoros y su hijo, Javier Tudela.


El enfrentamiento entre Kiko Matamoros y Javier Tudela el pasado domingo en ‘Sábado deluxe’ (emitido ese día debido a los efectos de la borrasca Filomena) sigue causando estragos. Varios días después, le ha tocado el turno de réplica a la tercera en discordia, Makoke. La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha hablado abiertamente sobre cómo vio a su hijo en el programa de Jorge Javier Vázquez. Además, ha recibido en directo un burofax por parte de Matamoros en el que le reclama las máquinas del gimnasio de su casa.

Gtres

Makoke ha explicado que está inmensamente feliz por la buena nueva que le ha dado su hijo, Javier Tudela. En los próximos meses, la colaboradora se convertirá en abuela por primera vez y aún no se hace la idea: «Él está encantado, muy contento y todavía no se hace mucho a la idea. Sí ha sido buscado y deseado, Marina tenía muchas ganas de ser madre. Estoy muy contenta, me encantan los bebés».

Por otra parte, sobre la participación de Tudela en ‘Sábado deluxe’, Makoke ha incidido en el hecho de que no quiso ver la entrevista en directo puesto que no pararon de llegarle mensajes. Sí, lo vio, aunque horas después cuando su hijo regresó a casa. «Estoy muy orgullosa de cómo estuvo en el programa», sentencia. Ante esto, Terelu Campos también se quiso pronunciar al respecto y catalogó el encuentro como «espantoso». «No me gustó ninguno. Le mandé un mensaje a Kiko. Hay momentos que uno se hace daño, incluso irreparablemente, que me parece innecesario. Uno que tiene un poder porque lo tiene, televisivo y verbal, y el otro por no reconocer la verdad», comenta la hija de María Teresa Campos.

«Que le aproveche el burofax»

Telecinco

Makoke ha recibido este sábado un burofax por parte de la empresa que le decidió máquinas del gimnasio a Kiko Matamoros y que aún continúan en casa de Makoke. En concreto, la empresa le exige que devuelva los aparatos puesto que estos les fueron dados por un contrato publicitario para el uso y disfrute del colaborador de ‘Sálvame’. En el caso de negarse, la de ‘Viva la vida’ podría cometer un delito de apropiación indebida. Para que no vaya a más, y quede todo como algo amistoso, la empresa le solicita a Makoke que le diga una fecha para que estos procedan a la retirada de las máquinas de deporte.

Ante esto, Kiko Matamoros ha explicado que el burofax le hace muy feliz y que a partir de ahora toda comunicación con su exmujer será a través de los juzgados. De la misma manera, en su charla improvisada con Emma García, el colaborador de ‘Sálvame’ ha lanzado un mensaje con un claro remitente. «Espero conocer la reacción de mi hija respecto a lo que está pasando para saber si está disgustada o no. Quiero saber cómo está. Entiendo los silencios«, preguntaba. Asimismo, ha desvelado que a través de terceras personas se ha enterado de los comentarios positivos que va vertiendo Anita Matamoros sobre su padre y las recriminaciones y advertencias que ha recibido por ello.

Sobre Javier Tudela, Kiko Matamoros se ha arrepentido de sentarse frente a él en ‘Sábado deluxe’, aunque también reconoce que le despertaron antiguos y bonitos recuerdos. «Fue una pele desigual, el niño es un ingrato absoluto, es el lacayo del padre, vino con el mensaje que su papá le ha dicho que tiene que dar. Verle me produjo emoción porque son muchos recuerdos y momentos difíciles en los que estuve a su lado», explica.

Telecinco

Después de escucharle, Makoke no ha dudado en atacar al padre de su hija: «Es como ver a un monigote, me aburre. No dice la verdad, no va a terminar porque se va a hacer un polígrafo hablando de mi hijo y de él. Kiko quería vender las máquinas que reclaman el gimnasio. Yo no quiero líos porque Kiko tiene muchos, a mi me llama mucha gente porque Kiko debe mucho dinero. No me fío nada de este hombre«. Sin embargo, las justificaciones de la colaboradora no convencían al resto de los allí presentes y era Terelu la que se lanzaba a explicarle con claridad que lo que le pedían era cierto.

Ante un acalorado ambiente, Makoke no quiso entrar a hablar de su hija y era también la hija de María Teresa Campos quien le recriminaba que su hijo sí se había pronunciado sobre su hermana. Algo que no sentó bien a la exconcursante de ‘GH VIP’ que comenzó a arremeter contra todos. Terelu, enfadada y entre aspavientos, se levantó e hizo el amago de abandonar el plató ante el comportamiento de su compañera. «Que te vayas a tomar viento a la farola«, decía.