La polémica que envuelve la actuación de Madonna en Eurovisión punto a punto

La actuación de Madonna en Eurovisión es uno de los grandes atractivos pero ha estado a punto de quedarse en nada. Contamos todo lo que ha pasado.

Uno de los mayores interrogantes de Eurovisión 2019 ha sido la actuación de Madonna. Asunto que parece resuelto después de que la diva del pop aterrizase en Tel Aviv este pasado martes, acompañada de 135 personas, entre las que destacan 40 cantantes que participan en los coros, 25 bailarines y el rapero KoVu. Algo que se ha interpretado como la pista definitiva para concluir que sí que se la verá sobre el escenario el próximo sábado.

Su presencia en Israel ha sido duda hasta prácticamente el último momento. Algunos medios de comunicación locales aseguraban hace unas horas que Madonna no actuaría en Eurovisión. Su alto caché parecía ser el problema ya que el gasto por su show se había elevado en más de 500.000 dólares, llegando hasta el millón, una cifra a la que los organizadores no estaban dispuestos a llegar nunca.

Por si fuera poco, también hubo algunas reticencias de la artista con el festival ya que pretendía cambiar uno de sus clásicos (‘Like a prayer’) por una canción de su último disco. También pretendía ir con su propio equipo técnico y de dirección. Demasiadas polémicas que hicieron presagiar lo peor. Sin embargo, todo problema tiene su solución y en este caso tiene nombre y apellidos: Sylvan Adams.

El salvador

Este filántropo de origen canadiense (aunque afincado en Israel) es un judío multimillonario que se va a hacer cargo de sufragar todos los gastos de la actuación de Madonna en Eurovisión. Él mismo lo ha confirmado: «Yo no me ocupo directamente de esas cuestiones pero, lo que me transmite mi equipo es que todo estará listo para que actúe como tenemos previsto. Ella está muy ilusionada. Toneladas de material técnico necesario para la actuación de Madonna llegaron hace dos semanas. Hasta aquí se han desplazado más de 100 de sus colaboradores. «Actuará», ha dicho a ‘El País’.

¿Y qué piensa la reina del pop de todo esto? Antes de viajar a Tel Aviv, Madonna se defendió y dijo que: «Nunca dejaré de tocar música para adaptarme a la política de alguien, ni dejaré de denunciar las violaciones de los derechos humanos en cualquier parte del mundo.

Mi corazón se rompe cada vez que escucho sobre las vidas inocentes que se pierden en esta región y la violencia que a menudo se perpetúa para adaptarse a los objetivos políticos de las personas que se benefician de este antiguo conflicto. Espero y oro para que pronto podamos liberarnos de este terrible ciclo de destrucción y crear un nuevo camino hacia la paz».