El actor ha emocionado a la audiencia de ‘MasterChef Celebrity 6’ al preparar un postre inspirado en el desayuno que su progenitora le preparaba cada mañana.


Han pasado ya 24 ediciones de ‘MasterChef Celebrity’ y hasta la fecha, la audiencia del talent culinario de TVE ha sido testigo de numerosos momentos inolvidables. El que se ha vivido en la final de la sexta edición gracias a las lágrimas emocionadas de Miki Nadal será una de las escenas más recordadas del programa. El humorista se ha batido en un reñidísimo duelo con su compañero y amigo Juanma Castaño. En la última entrega, en la que los dos finalistas han quedado vencedores, Nadal ha preparado un menú con el que ha recorrido su biografía, homenajeando con ello a las personas más importantes de su vida.

El de Zaragoza se ha emocionado al presentar al jurado «Leche con galletas», un postre inspirado en la leche con galletas que su madre le preparaba cada mañana durante su infancia y su adolescencia para desayunar. «Sabéis que hace poco ha fallecido mi madre», decía, después de tomarse una larga pausa para poder tomar el aire y el aliento para dirigirse a los jueces. «Me trae recuerdos de mi madre… El vaso de leche con galletas que ella me preparaba. A veces a ella a veces se le quemaba la leche y a mí me encantaba».

«Se levantaba todas las mañanas para hacerme el desayuno», ha recordado, entre lágrimas. Con enorme cariño ha destacado cómo se tomaba con gusto la leche que le preparaba su madre, aunque en ocasiones se le quemara un poco la leche en el fondo de la olla: «Me gusta tanto el socarrat de la leche como el de la paella«, decía al hablar de su receta, a la que había añadido «un bizcocho de leche, helado de leche quemada, espuma de la crema de galleta contundente» y «aire de fruta de la pasión», entre otros toques. «Espero que lo disfrutéis tanto como yo haciéndolo», destacaba.

El postre de Miki Nadal estaba elaborado con tanto mimo que tanto Pepe Rodríguez como Samantha Vallejo Nájera, Jordi Cruz y el chef Quique Dacosta se rindieron a su propuesta. «Llevamos 24 ediciones de MasterChef y a mí es la primera lágrima que se me escapa. Hemos vivido esa historia contigo. Esto tiene mucho valor», opinaba el catalán. «Está hecho desde la verdad. Es un buen postre. Un postre de sabor, de gusto, golosón. Es un homenaje a tu casa, a tu infancia, a tu madre, a tu padre, a tu gente… Y ahora recoge el testigo esa niña que está ahí y ojalá saque todas estas bondades que tiene su padre, como la inteligencia. Gracias, Miki, por este trabajo que has hecho», le ha dicho el chef manchego.

«Me gusta el Miki de hoy, que llora, que se concentra cocinando. A mí el plato me ha encantado», comentaba Samantha. «Tu madre no puede estar más orgullosa», zanjaba el cocinero de tres estrellas Michelín. «¡Viva la madre que te parió!«, culminaba el dueño del restaurante El Bohío.

Una final cargada de recuerdos y emociones

Después de 12 semanas de esfuerzo y dedicación, Miki Nadal ha volcado toda su emoción en un plato que ha descrito como lleno de «pasión». Un postre con el que ha rendido un sentido homenaje a su madre. Ha sido una noche memorable en la que tanto Miki cono Juanma Castaño han hecho vibrar a la audiencia. Porque Juanma, por su parte, también lograba hacer saltar la lagrimita a más de uno al confeccionar una receta con bogavante con la que recordaba las Navidades en familia: «La cena en la que no había sillas para todos y en as que se dedicaba el día a limpiar el marisco. Yo lo comía una vez al año con toda la familia», soltaba, dejando a sus compañeros y al jurado sin aliento.

Ante tanto derroche de emociones, Pepe Rodríguez se rendía por completo. «Sois un orgullo para MasterChef y también para la gastronomía», explicaba a los dos ganadores. «No ha sido un camino fácil, pero habéis demostrado que los sueños se cumplen», subrayaba Jordi Cruz.

Noche para recordar la de este ‘MasterChef con doble sabor a victoria. Y con poderosas emociones volcadas en platos preparados con tanto mimo que casi traspasaban la pantalla. ¡Enhorabuena Miki y Juanma por vuestro triunfo!