El colaborador ha sorprendido a la audiencia de Telecinco al presentar ‘Sálvame Limón’ ocultando su mirada tras unas gafas de sol.


Este martes, Kiko Hernández ha sorprendido a la audiencia de Telecinco al presentarse ante las cámaras de un modo inusual. El colaborador presentaba el primer segmento de ‘Sálvame’ (‘Sálvame Limón’) con la mirada oculta tras unas enormes gafas de sol. Los usuarios de las redes sociales no han tardado en preguntarse a qué se debía este inusual ‘outfit’ para su tarde de trabajo. ¿Qué le pasa? ¿Por qué ha decidido ponerse ante los focos sin mostrar sus ojos?

«No me he operado»

Aunque en un principio muchos espectadores han mostrado su preocupación en las plataformas digitales, lo cierto es que la razón por la que llevaba gafas es un problemilla cotidiano con uno de sus ojos: tenía con un enorme orzuelo en el ojo derecho que ha decidido esconder de las cámaras. «Llevo gafas de sol porque… No me he operado ni me he hecho nada en los ojos. Ayer por la mañana me levanté con un pedazo de orzuelo en los ojos y tengo un ojo que está a punto de…. ¡Se me va a caer!», bromeaba.

Telecinco

Por suerte, tener un orzuelo es incómodo, pero en cuestión de unas horas remite. Kiko no ha ocultado que tiende a la hipocondria, por lo que seguro está cuidando su ojo afectado desde el primer momento. Y es que uno de sus confesados temores es a padecer problemas de salud. Hace tres años confesaba que padece una artritis psoriásica. Se trata de una enfermedad que provoca una inflamación de las articulaciones y suele estar ligada a la psoriasis.

El temor de Kiko ante la dolencia que padece

El madrileño descubría su dolencia tras someterse a una serie de revisiones y después de años sufriendo pinchazos y falta de sensibilidad en una de sus manos. Entonces revelaba que la enfermedad apenas le permitía coger en brazos a sus hijas, Abril y Jimena. «Tengo miedo de que se me caigan», explicaba.

Telecinco

En las últimas semanas, Kiko Rivera ha protagonizado una acalorada tormenta mediática con su excompañera de ‘Sálvame, Carmen Borrego, a la que ha dedicado duras acusaciones en el programa. En sus ataques la ha acusado de faltar a la verdad. «Eres una mentirosa de libro. No te voy a llamar Potota, te voy a llamar mentirosa y embustera. De Terelu me fío y de tu madre también. De ti, no. Vendes a tu madre por dos duros, por una exclusiva», se lamentaba recientemente. Incluso le ha echado en cara no estar pendiente de su madre. «Estate más con tu madre. Que además de que te sirva para hacerte exclusivas estate más con ella. Un poquito. Y cuando la llames que luego te acuerdes de lo que le has dicho. Es una casa muy grande, pero más grande es la soledad que tiene en esa casa. Es una casa muy grande para tata soledad», ha dicho.

Así pidió disculpas a Carmen Borrego: «Me pasé 80 pueblos»

Después de varios días consecutivos lanzando pullas a la malagueña, Kiko Hernández decidía poner fin a la guerra. Antes de hacerlo le pidió disculpas públicamente. Así entonaba el ‘mea culpa’ en riguroso directo: «Me equivoqué y es la peor versión mía. No me gustaría sacarla muy a menudo porque me da hasta asco. Sobre todo por dos personas, Terelu y Teresa Campos, una es hermana y otra es madre», admitía. «Creo que toca pedir perdón, no he hablado ni con Teresa ni con Terelu, pero me imagino que si se lo hacen a un familiar mí hoy yo estaría destrozado. Prefiero que me llamen incoherente a que me llamen mentiroso. Pido disculpas porque fue una exageración y me pasé 80 pueblos pero te pido, Carmen Borrego, que no me nombres».

Telecinco

La tarde que pidió perdón a Carmen Borrego, el colaborador se comprometía a no llamarla más por el particular sobrenombre que le había puesto a su colega y que tanto la irrita. «Potota… es la última vez lo que digo. Se acabó. No digo más Potota, ni digo más Carmen Borrego. Y si dices algo de mí que sea con verdades, no con medias verdades ni con mentiras. Vamos a a hacer ese pacto. No metas a terceras personas», zanjaba.