lunes. 10 agosto 2020

Gloria Camila Ortega, protagonista inesperada de ‘La última cena’ por culpa de Kiko Jiménez

La hija del diestro ha vuelto a contar con un momento de protagonismo en el plató de Mediaset.


Gloria Camila Ortega y Kiko Jiménez mantuvieron durante cuatro años un romance que se rompió el pasado verano. Desde entonces, ambos han manifestado en reiteradas ocasiones sus diferencias, él siendo muy crítico con la familia Ortega y ella rehusando a hablar del que un día fue su pareja a quien acusa de que continúa nombrándola en los platós de Mediaset. Esta vez, la hija del diestro ha vuelto a contar con un momento de protagonismo en el programa ‘La última cena’.

Su expareja se aliaba en los fogones como cocinero junto a Rafa Mora, ambos convirtiéndose en los anfitriones de la noche. La pareja de improvisados chefs intentaba deleitar a sus comensales con una cena compuesta por ‘Paella valenciana’ de primero, ‘Tacos de corvina’ de segundo y ‘Flores manchegas rellenas de nata’ de postre. Un menú que Gloria ha recibido en su casa gracias al tele-tupper del programa.

«¿Lo va a comer en serio Gloria?», afirmaba Kiko sorprendido sobre su expareja. Revelaba, asimismo, que mientras estuvieron juntos nunca le hizo una paella porque es un plato «muy complejo», pero sí que solía cocinar regularmente. Carmina Jiménez -madre de Kiko- ha intervenido en directo en el programa y ha confirmado que su hijo es un gran cocinero: «Gloria sabe que mi hijo cocina muy bien».

Casi a la una de la madrugada, llegaba a la casa de Gloria Camila el primer plato de la noche a través de un ‘rider’. Como era previsible, la joven no ha respondido a la llamada del interfono. Y finalmente el ‘rider’ del programa ha sido quien ha probado la paella. Un primer plato que no ha gustado nada en el plató, incluso los jueces se mostraban totalmente críticos con la pareja de chefs: «Es vergonzoso», afirmaba indignado Sergi Arola.

El menú llega a ‘La Casa Fuerte’

El menú de la noche también pudieron degustarlo Maite Galdeano -suegra de Kiko Jiménez- y Macarena Millán -novia de Rafa-, ambas concursantes de ‘La Casa Fuerte’. Eso sí, ninguna de ellas tenía conocimiento de quiénes eran los responsables de elaborar el menú. «Está muy bien, muy rico. Está hecha con amor», coincidían sobre el primer plato. Mientras que Maite Galdeano sospechaba del autor del segundo plato de la noche: «Acierto, fijo fijo, quién lo ha elaborado: Kiko Jiménez. Cuando viene a casa suele hacer estas tartaletas», señalaba.

La noche ha comenzado con un fuerte enfrentamiento entre Rafa Mora y Kiko Jiménez. Ambos se han enzarzado en una acalorada discusión en la que uno le acusaba al otro de querer hacer un «show en televisión». Finalmente, Kiko Jiménez le ha tendido la mano a su compañero para una posible reconciliación y le decía que estaba intentando que ambos mantuvieran un «trato cordial» delante de las cámaras. Sin embargo, Rafa no ha querido enterrar el hacha de guerra y se ha mostrado impasible. 

Siendo valenciano, Rafa Mora se ha mostrado muy sentido con que el primer plató del menú haya sido un auténtico fiasco: «Me sabe fatal defraudar a mi tierra». Más cuando ha dedicado el plato a su abuela. «Esto es incomestible», afirmaba Sergio Arola. Tantos los jueces como el resto de comensales han sido muy críticos con los anfitriones de una velada en la que ambos han manifestado en reiterados ocasiones sus diferencias.

Lydia Lozano ha contado con otro de los momentos protagonistas de la noche cuando se ha atragantado a consecuencia de una espina de pescado cuando probaba el segundo plato del menú. Si en un principio sus compañeros han creído que se trataba de una broma, más tarde, no han podido más que alarmarse y acudir en su ayuda. Como es habitual, la colaboradora ha sorprendido con una de sus habituales pelucas. Esta vez, sin estar muy satisfecha con su estilismo: «Es una cosa tan fea». 

X