El italiano, roto en llanto, ha tenido que abandonar el plató de ‘Secret Story’ tras ver a Adara y Rodri reconciliarse en directo.


Noche de tensión la que ha vivido Gianmarco Onestini en el plató de ‘Secret Story‘. El italiano se ha derrumbado poco después de que Adara Molinero y Rodri se reencontrasen e la casa de Guadalix. Un cara a cara en el que han saltado las chispas entre la madrileña y su expareja.

Rodri, a Adara: «Te quiero con locura»

Nada más ver al joven acceder a «la sala de la verdad, Adara confesaba estar muy nerviosa y ha ido corriendo a buscarle, para por fin reencontrarse a través de una mampara que les permitía verse y abrazarse, pero sin tocarse. «Te echo de menos todos los días… Que tengas claro que estoy aquí, que si te escribí y te llamé, querías que supieras que estaba aquí. Si entro es porque algo hay», le ha dicho Rodri. «Ten claro que te quiero con locura, sino no estaría aquí».

«Te echo mucho de menos», le ha dejado muy claro Adara, que ha abierto sus sentimientos: «No sabes lo difícil que es estar aquí, pienso continuamente en ti, pienso en todo. Te quiero muchísimo, te echo muchísimo de menos. Te quiero con locura». La concursante se ha abierto en canal con Rodri: «Sabía que le quería y fue darle cuenta que no podía vivir sin él».

«Es complicado tenerla dentro y yo fuera», admitía Rodri a Carlos Sobera. A continuación se dirigía a la concursante para darle un consejo: «Sé tú misma, no te hace falta nadie para brillar ahí dentro. Me gustas tú, lo que hagas está bien». En el plató se sucedían los aplausos, pero a Gianmarco la cara se le había desencajado por completo. Nervioso, no ha podido reprimir las lágrimas y ha estallado en directo. «No soy de cartón», espetaba. Sobera le preguntaba si sus lágrimas tenían algo que ver con Rodri, pero el italiano no era capar de articular palabra. A duras penas pudo contener el llanto, asi que ha terminado abandonando el plató para poder recuperarse del mal trago.

Telecinco

Minutos después, Adara protagonizaba ‘la curva de la vida’ y contaba lo que sufrió tras pasar por ‘Gran Hermano VIP 7’, donde conoció a Gianmarco y donde su relación con Hugo Sierra llegó a su fin. «Se rompió la familia que yo tenía. Fueron los momentos más duros que he pasado en mi vida. Pasé mucho miedo, no por él. Pensé que me iba a quedar atrapada en Mallorca hasta que mi hijo fuese mayor de edad. Afortunadamente llegamos a un acuerdo. Se lo agradeceré siempre», relataba.

Entre lágrimas, continuaba: «Mi padre me dijo ciertas cosas que me hubiera gustado que pensara en lo que yo estaba viviendo. No se lo tengo en cuenta. Lo único que quiero es que ahora esté a mi lado. Aquello fue muy duro para mí y sentía la presión pública. La gente quería que yo inmediatamente estuviera con Gianmarco. Yo quería gritar que tenía algo más importante para mí, que era mi hijo. Lo primero era mi hijo. ¡Soy madre!».

Adara habla de su ruptura con el italiano: «A Gianmcarco la situación le vino grande»

De su ruptura con el italiano no ha sacado un balance demasiado positivo. «A Gianmcarco la situación le vino grande y se agarró a lo primero que vio», decía. «Y cogió sus maletas y volvió para Italia. Venía una pandemia y se quedó sin trabajo. Yo me quedé sola con mi hijo. En todo esto se metió Rodri».

«Rodri se quedó cuando yo estaba desesperada, destrozada y no sabía que hacer. Explotó todo con Gianmarco, con Rodri. Yo no sabía qué hacer porque no podía ser explícita con este tema. Pero acabamos juntos y estuvimos juntos», añadía.

Por último, revelaba que ha estado un tiempo distanciada de su madre. «Me empezó a pasar que me empezaron a venir flases de mi infancia y tuve que separarme un poco de ella. Le pido disculpas porque a lo mejor a otra persona le ha pasado esto. Yo no lo podía controlar. Al final ella hizo lo que pudo. Ella siempre ha estado conmigo, me ha ayudado en todo. A mi madre la quiero muchísimo y es una de las personas más importantes para mí», ha destacado.