El italiano ha entrado de nuevo en la casa de Guadalix para pasar la noche junto a Adara, quien ha manifestado su deseo de volver a estar a su lado: "Tenía ganas de verte".


La gala de ‘GH VIP 7: Límite 24 horas’ ha regalado un notición a la audiencia del programa: Gianmarco Onestini entra nuevamente en Guadalix de la Sierra para pasar la noche con Adara Molinero. El 74% de la audiencia ha decidido que el italiano regresara al ‘reality’ para verse las caras con la exazafata y compartir con ella más tiempo.

Gianmarco, decepcionado, decide no luchar más por Adara

Adara: «Sabes lo que siento con solo mirarme»

Al conocer la voluntad de los telespectadores, el joven reconocía no saber si entrar en la casa o no. «Hace cuatro días estaba aquí y se ha besado con Hugo, por tanto no sé si ella realmente quiere que yo me quede esta noche. Le gusta el beso con Hugo, después no le gusta. No estoy entendiendo nada», decía. «He sufrido mucho el otro día. No quiero sufrir de nuevo», confesaba, haciendo referencia al beso que Hugo Sierra había plantado a la madrileña durante su reencuentro.

Por fin, Adara y Giamarca han vuelto a verse entre las cuatro paredes de la casa. «Te he notado frío», le echaba en cara la joven. «Después de que te besas con él no puedo estar súper feliz», explicaba el italiano. «Para mí no había cambiado nada y cuando te he dicho que si quería que te siguiera esperando… por eso te hice esta pregunta. Te he notado súper fría, como si esto no te hubiera gustado nada».

«Dije que estaba súper mal. Pero podías empatizar conmigo un mínimo», le recriminaba Adara. El estudiante de Derecho volvía a insistir en el beso que se dio con Hugo. «Te gusta el beso con Hugo y después no te gusta». La concursante revelaba: «Me chocó que me besara así. Ni siquiera ese día me besó así cuando nos despedimos en el aeropuerto».