“A mí me parece que una de las frases de Olga Moreno sobra», ha afirmado con rotundidad la hija de María Teresa Campos.


Una de las más fieles escuderas de Rocío Carrasco, Carmen Borrego, ha vuelto a salir en su defensa públicamente. No dudaba para ello recriminar a Olga Moreno, mujer de Antonio David Flores, unas palabras que dijo en su día. Las declaraciones no gustaron en absoluto a la colaboradora: «Me parece muy poco afortunada», ha señalado con rotundidad. 

Telecinco

La hija de María Teresa Campos debatía la actualidad sobre Rocío Carrasco en ‘Viva la vida’ donde se ha emitido un extracto de una entrevista que la actual concursante de ‘Supervivientes’ concedió en febrero de 2020 en ‘Sábado Deluxe’. Se pronunciaba entonces sobre la relación tan estrecha que mantiene con los dos hijos mayores de su marido: «Me ha faltado parirlos», indicó. 

Carmen Borrego ha mostrado su desacuerdo con estas palabras: “A mí me parece que una de las frases de Olga Moreno sobra. Eso no se dice de un hijo que no es tuyo. Ni Olga ni nadie”. Recordaba que tanto Rocío como David Flores tienen «una madre que los ha parido y que los quiere». Subrayaba que no tiene nada en contra de Olga, pero que esa era una expresión «muy poco afortunada».

Telecinco

La colaboradora también ha explicado el motivo por el que ni ella ni su familia nunca se han pronunciado públicamente sobre lo que estaba sufriendo su amiga. “No somos quién para hablar de algo de lo que no éramos las personas implicadas”, ha dicho. Reconocía que había personas del entorno más íntimo de Rocío Carrasco que conocían muchos detalles al respecto, pero que no habían contado nada de forma pública «por respeto» a esta ya que ese era su deseo.

«Rocío me agrede»

Carmen Borrego también era conocedora desde hace tiempo de lo que ocurrió el 27 de julio de 2012, un hecho clave que dinamitó la relación entre madre e hija. Durante la última emisión del documental, Rocío Carrasco desvelaba a la audiencia con detalle cómo vivió aquella jornada estival: «Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital. Es algo que se sabe, pero yo quiero decir una cosa», contó.

Rocío Carrasco
Telecinco

Su relato continuaba recordando que la niña se había montado en el coche de Paco, su chófer, que la llevaría a su último día de cursillo de verano: «Paco pone en marcha el coche, la niña entra con un ataque de ansiedad y él cuenta que de repente… Ella llevaba un pantalón corto y una camiseta de tirantes… No me preguntes de dónde, de repente se transforma saca un móvil y dice: ‘Papá, ya está hecho’. De ahí se fue al colegio y después fueron a buscarla unos amigos de su padre para luego ir a la Guardia Civil para denunciarme. Cuando me dicen que vaya a declarar. En ningún momento ella se preocupó por mi estado».