La presentadora ha revelado cómo reaccionaba Rocío Carrasco cuando se cruzaba con su ex en los platós de televisión.


Una vez más, Carlota Corredera ha vuelto a defender a Rocío Carrasco ante las cámaras de televisión. Lo que la ha llevado a romper una lanza a favor de la hija de Rocío Jurado han sido las palabras de Kiko Matamoros en ‘Sálvame‘ sobre el conflicto entre la madrileña y Rocío Flores. Para el colaborador, Carrasco no tiene intención alguna de acercarse a su hija. Un comentario que ha sentado mal a la presentadora, quien defiende que es la joven quien debe tomar el paso de ocuparse de su progenitora.

«Te pido que intentemos cambiar el prisma por un momento. Rocío Carrasco, el 27 de julio de 2012, todo el mundo sabe lo que pasó. Se produce una ruptura con su hija», decía. «Su hija no la llamó ni cuando se intentó suicidar ni cuando estaba arriba, ni cuando estaba abajo, ni cuando se encontraba mejor, ni cuando se encontraba peor, ni cuando se casó. Y perdió de vista a su hijo».

«¡No sé ni cómo está en pie esa madre!»

La de Vigo, empeñada en hacer entender a Matamoros su punto de vista, insistía: «Ella empieza a contar su vida, empieza a contar su historia. Y mienten sobre ella. Mienten los dos. Los dos. Porque tú puedes estar manipulada por tu madre desde pequeñita, pero si mientes a Jorge Javier y dices que has llamado a tu madre y que esta te ha contestado ‘hasta luego Mari Carmen’ y eso es mentira… ¿Ahí sigues ejerciendo de verdugo o eres víctima?», destacaba. «Lo que me parece muy fuerte es que aquí estemos diciendo que no se ve ningún acercamiento por parte de Carrasco cuando Rocío Carrasco dijo: ‘No estoy preparada para volver a hablar con mi hija’. Y me parece que alguien que no entienda lo que contó Rocío viendo lo que estamos viendo me parece… ¿Por qué decimos que Rocío Carrasco no tiene ninguna intención? ¿Y qué intención tiene Rocío Carrasco? ¡No sé ni cómo está en pie esa madre!».

Telecinco

 

«No va a pasar eso porque la concepción del conflicto que tiene la hija en la cabeza no se corresponde con o que la madre va a contar. Y por lo tanto lo va anegar», le respondía Kiko Matamoros. «Tiene que ser psicológicamente tan costoso… Es muy cabrón que salgas en televisión y que sepa toda España que has apaleado a tu madre».

Lo que hacía Rocío Carrasco cuando se cruzaba con Antonio David por los platós

Kiko Hernández intervenía para matizar que Rocío Carrasco no se acerca a sus hijos por recomendación de los médicos que atienden su depresión. «¡Como es posible que seamos tan implacables con la madre y seamos tan respetuosos y tan empáticos con la hija! ¡No me entra en la cabeza!», se quejaba Corredera. «Estás analizando la actitud de una madre como si hubiera sido una discusión de adolescentes. Te pregunto de corazón: ¿entiendes que Rocío Carrasco tenga miedo de su hija?». El madrileño apuntaba que es consciente de las «secuelas psicológicas» de la empresaria.

Telecinco

«¿Entiendes que ella tiemble todo cuando escucha y ve en el teléfono que sale el nombre de su hija?», añadía la gallega. En un arrebato de sinceridad, soltaba una información hasta ahora desconocida de Rocío Carrasco y que revela hasta qué punto le afectaba cualquier toma de contacto con el padre de sus hijos. «¿Puedes entender y espero que no se enfaden conmigo por lo que voy a contar…. Puedes entender que cuando Rocío Carrasco trabajaba en ‘Hable con ellas’ del miedo que tenía a encontrarse con Antonio David por los pasillos le clavase las uñas a sus compañeros mientras caminaba por los pasillos?«.

Carlota Corredera carga contra Rocío Flores: «No se preocupó por ella cuando su madre se quiso suicidar»

Matamoros, sereno, le contestaba que sí comprendía de lo que estaba hablando. Corredera proseguía su discurso: «Si puedes entender eso, ¿cómo puedes afearle a Rocío Carrasco que no entiendes por qué no se acerca a su hija? ¡No lo entiendo! ¡No me entra en la cabeza!». Su compañero puntualizaba: «Me parece que sois vosotros sois bastante más prejuiciosos que yo. Yo no he dicho eso. He dicho que la actitud de ella, que el mensaje que manda ella ayer es esclarecedor en el sentido de que no va a haber un acercamiento».

Telecinco

Entonces, Carlota Corredera se ponía de rodillas en el plató y lanzaba: «Kiko Matamoros. Te pregunto. ¿Qué es lo que tiene que hacer Rocío Carrasco ante una hija que está públicamente sin lanzarle ni un solo cable, ni un mensaje, ni un guiño… ¿Qué tiene que hacer, ponerse de rodillas y que la sigamos flagelando?». Y zanjaba: «Si no ves los documentales después no puedes hablar. Lo que ha dicho esa madre es que no se puede creer las lágrimas de su hija en ‘Supervivientes’ porque si no se preocupó por ella cuando su madre se quiso suicidar, cómo se iba a preocupar por ella por la pandemia. ¡Hombre, por favor! ¡Ya está bien!… ¡Que no la llama desde el 27 de julio de 2012 hasta el 3 de diciembre de 2020! ¡8 años sin llamar a tu madre! ¿Entiendes eso? ¿Y luego vas a la tele a decir que te llame?».