«Hola, eres Marichalar. Encantada, ¿cómo estás?», decía la presentadora con cara de asombro tras toparse con el padre de Victoria Federica.


Paz Padilla ha protagonizado uno de los momentos más surrealistas de ‘Sálvame’ este viernes después de que los directores del programa la mandaran a una exclusiva tienda de lujo de Madrid para verificar si eran auténticas unas botas de Raquel Bollo que han sembrado la polémica a partir de una reciente publicación de Instagram. Haciendo alarde de su buen humor, la presentadora presenciaba un curioso momento al encontrarse de frente y por casualidad con Jaime de Marichalar.

Telecinco

Paz Padilla entraba en la tienda de Dior en la Milla de Oro para conocer de primera mano si las botas que lucía Raquel Bollo en una de sus imágenes de Instagram eran verdaderas o de imitación. Al llegar a la puerta, en ese mismo momento, Jaime de Marichalar salía del establecimiento. Ni corta ni perezosa, la presentadora corría para coger unas declaraciones del exmarido de la infanta Elena. «Hola, eres Marichalar. Encantada, ¿cómo estás?«, decía Padilla con su característico tono de humor. Tras su respuesta afirmativa, la actriz de ‘La que se avecina’ le confirmaba que estaban en directo y el padre de Victoria Federica mostraba su negativa a salir frente a las cámaras.

«No le vamos a molestar», insistía Paz Padilla mientras que le pedía a su compañero que se apartara para no grabar la salida del exduque de Lugo. Tras esto, con el semblante serio, Jaime de Marichalar salía de la tienda y se desplazaba «a su ritmo» por las calles colindantes. Mientras tanto, Chelo García Cortés, quien se había encargado de coger las riendas del plató en ausencia de la humorista, explicaba el motivo por el que el padre de Froilán estaba en el interior. «Es uno de los directivos de imagen de la casa Dior y también ha sido consejero delegado de Louis Vuitton. Sigue trabajando para Dior y suele ir a estas horas de la tarde», contaba la periodista. Asimismo, Lydia Lozano aplaudía la perspicacia de Paz Padilla a la hora de darse cuenta de quién era.

Telecinco

Tras este surrealista momento, Paz Padilla protagonizó un divertido momento con uno de los empleados de la tienda. En concreto, Vitaly, el amable dependiente, se encargó de explicarle cómo saber si las botas que lucía Raquel Bollo eran de la marca en concreto. Después de sus explicaciones, otra de las empleadas invitaba a la presentadora a que se pusieran en contacto con el departamento de prensa para que le respondieran con más detalles e insistía en que ellos solo podían ayudarle si iba a comprar algún objeto. Ante esto, la actriz hacía hincapié en que su presencia en el establecimiento se debía a la nula respuesta que habían recibido por parte del Gabinete de Comunicación de la marca.

La reflexión de Paz Padilla que incomoda a David Valledeperas

Telecinco

Poco antes de este momento, Paz Padilla compartía con la audiencia una de sus sabias reflexiones acerca de la muerte. En concreto, la presentadora le preguntaba a David Valldeperas si le tenía miedo a la muerte y el director no dudaba en responder de manera afirmativa. Ante esto, la presentadora insistía en que debía vivir el momento porque «te vas a morir y antes de lo que te esperas«. Ante estas palabras, el director del programa le intentaba quitar hierro al asunto y, entre bromas, hacía hincapié en que con el programa no tenía tiempo de pensar en la muerte.

Cinco meses después de la muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, Paz Padilla ha escrito un libro en el que narra la dura experiencia que ha vivido después de que le diagnosticaran un tumor cerebral al que fuera el amor de su vida. Lo ha hecho como una terapia que la ha ayudado a plasmar sus sentimientos. Y porque contando sus vivencias desea ayudar a personas que, al igual que ella, hayan pasado por algo similar, como la enfermedad pérdida de un ser querido. «Cuando yo me senté en el ‘Deluxe’ e hice una entrevista, mucha gente se extrañó muchísimo de cómo había llegado yo a acompañar a Antonio de esa manera o a aceptar la muerte de Antonio, el amor de mi vida. Yo ahí no llego porque sí. Tengo un proceso de trabajo personal, de elaboración, de aceptación. En ese proceso me ayudaron grandes profesionales que fui encontrando. No acudí a ninguna consulta. Simplemente yo buscaba preguntas, quería entender qué es lo que le estaba pasando a Antonio y hubo muchas cosas que yo hice», relató recientemente en el programa de las tardes de Telecinco.