Hasta ahora, pocos conocíamos que Boris Izaguirre sufre de arsonfobia. O lo que es lo mismo: miedo al fuego. «De niño me impactó muchísimo ‘El coloso en llamas’, porque pensaba que eso me podía pasar», ha confesado. Lo que nunca imaginó es que años después viviría en carne propia escenas muy parecidas a la mítica película de John Guillermin: «Una noche fuimos a cenar y había una llamarada en la Castellana. ¡Era la torre Windsor!». La estampa desató de nuevo su peor pesadilla: «Pensé: ‘Es verdad, esto es profético’. Ese día, el fuego estuvo cerca de hacerme daño. Creo que es el origen de ese miedo». Para poner remedio a sus males se ha sometido a diversas pruebas en el programa «Los miedos de…», de Cuatro. «Me gustaría librarme de esta carga de encima y tener una carga menos que no me estorbe».

Boris Izaguirre (2)
Telecinco

A sus 56 años, el presentador se ha enfrentado a su mayor temor en la peluquería de Alberto Ornedo, un peluquero que corta el cabello con una peculiar técnica: el fuego. Gracias a la pericia del estilista ha superado los nervios iniciales y ha pasado la prueba con éxito. Le han cortado el pelo a golpe de pequeñas llamas… ¡Y no ha pasado nada! Hasta se ha confiado. «La experiencia ha sido liberadora, pero falta un poquito más», ha reconocido.

«Cuando el fuego está cerca mío te genera inseguridad», reconoce Boris Izaguirre

La segunda de las pruebas a las que se ha sometido era un poco más difícil. Consistía en apagar un fuero real en un espacio cerrado y controlado. Antes de hacerlo ha recibido instrucciones, ya que nunca ha sabido cómo se apaga verdaderamente un fuego: «No sabría cómo reaccionar y pondría en peligro mi vida. Físicamente me bloqueo, creando en mi una válvula de seguridad». Cuando le ha tocado apagar las llamas, le ha resultado imposible quitar el seguro del extintor. Y, al grito, de «me estoy mareando», ha optado por tirar la toalla. «Me he sentido fatal cerca del fuego… Me he sentido absolutamente absurdo, no he tenido capacidad de reacción», ha lamentado. «Lo que más miedo me ha dado ha sido quedarme ciego por el fuego. Los gases me afectaban la visión. Cuando el fuego está cerca mío te genera inseguridad. El miedo te paraliza y es una situación nada recomendable, muy desagradable».

Boris Izaguirre (3)
Cuatro

El último reto del programa ha consistido en encender el fuego en el cuerpo de una persona (un especialista) para que arda en llamas, así como apagarlo para salvarle la vida. Una prueba complicada donde las haya ante las que el caribeño ha entrado en crisis: «A mí me quemaron en un programa de televisión. ¿Y ahora tengo que quemarlo? ¡Lo que voy a hacer es cagarla!», ha dicho, voz en grito. A pesar de su reacción inicial, ha sido capaz de prender fuego en un hombre, para segundos después aplacarlo.

¿Cómo se llama el marido de Boris Izaguirre?

El presentador de televisión venezolano se casó en Barcelona con su novio Rubén Nogueira, el pasado 7 de febrero de 2006