El presentador ha confesado haber perdido mucho tiempo con sus hijas y no poder haber estado a su lado mientras crecían.


Telecinco ha tomado la decisión de dar descanso este fin de semana a ‘Sábado deluxe’ para emitir un especial de ‘Mi casa es la tuya’ con motivo del día de Navidad. Toñi Moreno y Bertín Osborne se han intercambiado los papeles en ‘Su casa es la suya’ y el cantante de rancheras se ha abierto en canal como nunca antes lo había hecho. Con motivo de sus 40 años en la música, el presentador de Telecinco ha explicado cómo ha sido su vida en la música, lo arrepentido que se se siente de haber perdido el tiempo con sus hijas y se ha reencontrado con Fabiola Martínez.

Bertín Osborne
Telecinco

Bertín Osborne se lo ha pasado en grande en el mundo de la música y ha reconocido que nunca ha podido quejarse del buen trato que le han dado en la industria. Al comienzo de su carrera, el cantante confiesa que su compañía de disco le prohibió decir que estaba casado y que era padre de familia. Aún así, volvería a repetir todas las vivencias: «Fue facilísimo, pelotazo el primer disco y a divertirme y disfrutarlo«.

Echando la vista atrás, Bertín Osborne no ha podido evitar emocionarse a la hora de hablar de Sandra Domecq, su primera mujer y madre de sus primeros cuatro hijos, Cristian, Alejandra, Eugenia y Claudia. Sobre el primero, el presentador de Mediaset ha explicado que murió en sus brazos tan solo diez días después de nacer, algo que le ha marcado a lo largo de su vida. «Nació con un problema de hígado, éramos muy jóvenes, fue un impacto tremendo. Al año se quedó embarazada de Alejandra, tuvo que ser y lo pasamos», admite. Sobre la madre de sus tres hijas, Bertín Osborne ha hecho hincapié en que era una persona genial, fantástica y un espíritu libre. Sandra se convirtió en su mejor amiga y recuerda que en su momento llegó a llamarle por teléfono para contarle que se iba a divorciar de su segundo marido porque prefería estar sola. «Yo intentaba convencerla para que no se divorciara», bromeaba.

Bertín Osborne, en un momento de cambios

Bertín Osborne se muestra arrepentido por algunos hechos del pasado y admite que si volviera al pasado no haría según qué cosa. Entre ellas, el haber perdido mucho el tiempo con sus hijas y no poder haber estado a su lado mientras crecían. «Era otra edad, otra manera de vivir, en aquella época solo cantaba y eso eran giras por América de cuatro o cinco meses. Ahora no. Desde que empezó la televisión la vida se me estabilizó y pude estar más tiempo con ellas«, reconoce.

Sus hijas, también presentes en el especial navideño de Mediaset, no podían evitar emocionarse al recordar a su madre y la hija mayor del cantante, Alejandra, insistía en que en su momento no le costó asumir el divorcio de sus padres puesto que Bertín Osborne nunca estaba presente en sus vidas. «Nuestra infancia ha sido con mi madre, algunos fines de semana con mi padre, pero en el día a día él no estaba«, comentaba. De la misma forma, también han desvelado una de las notas que escribió su madre en una agenda sobre el cantante: «Decía: ‘Creo que ya ha madurado, ha estado de acuerdo en todas las cosas de mis hijas, me he dado cuenta que es mi mejor amigo, pero me gustaría verlo más'».

El cantante tiene claro que ha sido un padre ausente en el pasado, por ello ahora no quiere que se vuelva a repetir con sus dos hijos pequeños, fruto de su relación con Fabiola Martínez. Ahora, el presentador de ‘Mi casa es la tuya’ está en un momento de cambios, aunque insiste en que no busca nada ni a nadie. «Disfruto de lo que tengo, he vivido mi vida según ha llegado, a mí me vienen dadas las cosas y no me quejo de nada», comenta. Ahora, recién separado de Fabiola Martínez, Bertín Osborne muestra su preocupación por el futuro de su hijo Kike y qué pasará cuando él ya no esté: «Busco negocios que perduren en el tiempo, no podemos presionar a Carlos con la responsabilidad de que se ocupe de su hermano».