Telecinco prepara un documental sobre la sevillana y esta estalla en ira: «No quiero que se haga daño a mi tía».


Anabel Pantoja está muy agobiada desde que se enteró de que La Fábrica de la Tele ha hecho un documental sobre ella. Se trata de un especial que llevará ‘Anabel, al desnudo’ y que verá próximamente verá la luz. Ahora, la máxima preocupación de la colaboradora es cómo reaccionará su familia.

La colaboradora de ‘Sálvame’ no atraviesa su mejor momento con los miembros del clan Pantoja. No se habla con su primo Kiko Rivera, apenas mantiene comunicación con Chabelita y algo parecido le pasa con Isabel Pantoja: la toma de contacto con ella es escasa, puntual y tirando a fría. Por eso, tiene todos los motivos del mundo para preocuparse. Su mayor temor es las posibles reacciones que desencadenará su particular ‘docuserie’ en su familia. Cree incluso que si el programa funciona, sus seres queridos puedan tomarse mal lo que se cuente en él.

«Se ha hecho sin mi consentimiento»

Fue el pasado miércoles cuando Kiko Hernández anunció que Telecinco está preparando el material para dar forma a la nueva serie documental sobre Anabel. Según el colaboradora, la cadena está volcada en el proceso de documentación y recopilación de información para hacer realidad un formato que emula al de Rocío Carrasco.

La andaluza no ha ocultado que le ha molestado la noticia. «Esto se ha hecho sin mi consentimiento», se ha quejado. Hace 24 horas, durante una pausa publicitaria, se quejaba de que la dirección de ‘Sálvame’ grabara unas imágenes suyas para la nueva temporada sin avisarla de que se la estaba inmortalizando para la cabecera de su propio documental.

Foto: Sálvame

Las cámaras recogieron el momento en el que se desahogaba con David Valldeperas, el director. «No me fío de los programas que hacen ellos. Van a empezar a sacar cosas malas. A ver si a mí me vais a poner como Beyoncé y a mi tía como María de la O», decía en plena crisis nerviosa. «No quiero que a ella se le haga daño conmigo. Ella puede pensar que yo el documental lo he pactado, lo he cobrado… Ha sido sin mi consentimiento ni nada. Yo no canto. Yo como, bebo, critico, lloro. No me quiero llevar mal con ella. Parece que queréis que nos llevemos a matar», la escuchamos decir entre sollozos.

«Si digo lo que pienso me echan»

«Está visto que ayer me la metisteis doblada y ayer por la tarde otra vez. Que me graben hablando con un director me parece lo más feo que se puede hacer y más con una persona que está mal. Si digo lo que pienso me echan hoy», decía, rota en lágrimas.