Tras la reciente incorporación de Carmen Alcayde, la exmodelo entra en el equipo del programa, en plena fase de renovación de plantilla.


‘Sálvame’ se renueva. Desde que se ha hecho ‘vox populi’ la crisis del programa, la dirección no ha tardado en mover ficha para salvar el espacio de la catarsis en la que está inmersa a raíz de las polémicas que hacen peligrar su futuro. Así, en la misma semana se han producido importantes cambios en la plantilla. Al fichaje de Carmen Alcayde, -ex presentadora de ‘Aquí hay tomate’, -quien sin duda aportará un poco de aire fresco en un entorno tan cargante como el que reina en el plató-, se suma otro contrato estrella: el de Alba Carrillo.

La que fuera expareja de Fonsi Nieto y Feliciano López ocupará un sillón en el magacín de la tarde de Telecinco. No es la primera vez que lo hace. Ya trabajó anteriormente en el espacio entre los años 2017 y 2018. Pero entonces no tenía la experiencia que tenía ahora y se sintió algo abrumada. «Pasaron varias cosas. Siempre he estado agradecida con ‘Sálvame’ porque en un momento de mi vida que necesitaba trabajo me dieron trabajo. Pero yo estaba un poco en pañales era todavía muy novata. Y ‘Sálvame’ es una plaza muy grande«, ha confesado este viernes, minutos después de que se confirmase su fichaje.

«Mi situación personal y profesional ahora es diferente«, añadía. Lleva toda la razón. En los últimos años, la modelo ha afianzado su carrera en la pequeña pantalla gracias a su participación en diversos ‘realities’ de Mediaset, donde ha ganado proyección y tablas para enfrentarse al foco mediático. Su reciente labor como colaboradora de ‘Ya es mediodía’ es una prueba evidente de las habilidades adquiridas a lo largo de su intenso periplo en televisión. En el programa que presenta Sonsoles Ónega es uno de los rostros más destacados del ‘Fresh‘. Y uno de los que suele ofrecer, junto con Rosa Benito, mayor cantidad de contenidos relacionados con el panorama del corazón.

Cabe destacar que su contratación no es fruto de la casualidad. En absoluto. Rocío, tal y como ha recordado esta tarde Gema López, es «íntima amiga de Rocío Carrasco«. Una situación que la convierte en alguien especialmente interesante de cara a los focos, ya que dentro de nada empieza la segunda parte del documental de la hija de Rocío Jurado, que llevará por título ‘En el nombre de Rocío’. Un programa que volverá a dar mucho que hablar y de cuyos contenidos Alba podrá aportar su personalísimo punto de vista, ya que conoce en primera persona partes del testimonio que ofrecerá la madrileña en su esperada docuserie.

Sus compañeros se han mostrado satisfechos tras saber que Alba será su nueva compañera. «Tiene más correa, más encaje y la veo preparada. Me parece de justicia decir que es una buena colaboradora. Que sabe sacar una sonrisa, tiene mucho sentido del humor», ha resaltado Kiko Matamoros«. Esta, por su parte, admitía: «Es una suerte haber trabajado con él». Aún no se ha develado qué día debutará como colaboradora, pero es cuestión de días. Comienza una nueva era en ‘Sálvame’: mejor no levantarse del sillón, que la cosa promete.