Georgina Rodríguez es una apasionada de la moda. Se siente privilegiada, ya que su trabajo le permite llevar modelitos de lujo, aunque no quiere perder el contacto directo con firmas ‘low cost’ como Zara, como hacemos el resto de las mortales. Si siempre nos sorprende con estilismos de firma, hoy nos enseña las sandalias más deseadas de la temporada.

Hablamos del modelo ‘Oran’ de la exclusiva y carísima firma parisina Hermès. Celebridades españolas como Ana Boyer, Alba Díaz, Jessica Bueno, o Paula Echevarría también se rinden a los encantos de un calzado que solo está al alcance de los bolsillos más privilegiados… Y la lista de enamoradas de este cómodo y estiloso diseño no para de crecer cada temporada.

Es un modelo que se hizo viral en el verano del año 2017 y, desde entonces, no ha dejado de ganar seguidoras. Su diseño clásico, y elegante, se distingue por llevar la parte delantera en forma de H, representativa del sello de la marca. Confeccionadas en ternera box, con suela de piel natural y forro en blanco. Un modelo emblemático de la legendaria Maison cuyo precio es de 485 euros.

Zara tiene la versión ‘low cost’ de las sandalias de Hermés que han conquistado a Georgina Rodríguez

Zara tiene entre su colección de verano el clon del calzado favorito de Georgina Rodríguez, que parece de lujo, pero se vende a un módico precio. Las sandalias planas de piel son unas de las grandes estrellas de esta temporada. Este es un modelo concebido para ir a la playa, pero que que acabamos usando a diario por su comodidad. Son ese básico al que no podemos decir que no. El definitiva, es un fichaje de cientos de euros que nos costará menos de 30 y al que será imposible resistirse.

La copia barata se puede adquirir en tres colores (oro, blanco o marrón), por 25,95 euros, y está disponible en múltiples tallas que abarcan desde el número 35 hasta el 42. Llevan unas tiras cruzadas en la parte delantera que le aportan una gran elegancia al diseño y permite esa versatilidad que buscamos. Para la oficina o un día de playa, podemos usar el mismo calzado sin problemas, para pasear por la ciudad, pero también para ir a la playa cuando estemos de vacaciones.