Sara Carbonero es la reina del boho chic y lo demuestra cada vez que tiene ocasión. Esta semana lo ha hecho con un vestido que es perfecto para los días de verano.


No falla nunca. Todo lo que lleva Sara Carbonero o es tendencia o se convierte en ello precisamente porque ella se lo pone. Pero lo cierto es que suele estar muy acertada con lo que hay que lucir en una determinada época del año. Y ahora, en verano, lo hace con un vestido tan cómodo y tan práctico que seguro que servirá de inspiración para más de un look.

Un diseño pensado para el verano

El vestido con el que Carbonero se ha dejado ver estos días no puede ser más adecuado para estar a la orilla del mar. Es largo hasta los pies, con finas rayas azules, que van combinándose entre horizontales y verticales, y es perfecto para esas tardes o noches relajadas de verano en las que lo que importa es sentirse cómoda.

Pero como no por ello hay que renunciar a ir estilosas, el vestido también sienta de maravilla. Lo hace gracias a una falda de vuelo que sale desde la cintura y al escote corazón, uno de los que más favorecen a todas las siluetas. Además, armado como si fuera un corpiño y lleva unos tirantes anchos que resultan de lo más favorecedores.

El diseño que ha elegido la periodista es de la firma estadounidense Love Shack Fancy y tiene un precio que no es de lo más económico, 575 dólares (unos 490 euros al cambio). Pero existen versiones con otros estampados y diferentes escotes en algunas de las firmas low cost más reconocidas.

Los complementos de Sara

La periodista acompaña el vestido con un colgante de colores que, según parece, ha sido un regalo, y del que, de momento, desconocemos el creador. También lleva unas sandalias de una firma que ya le hemos visto utilizar en más de una ocasión. Se trata un modelo de Poppa Brand, de diseño y fabricación española, con cuña y plataforma fabricadas en esparto y cuero negro que también son perfectas para los días de calor.

Carbonero ha dado así con el look perfecto para este verano atípico. Una temporada que, por cierto, ella que está aprovechando al máximo para descansar visitando distintos puntos de nuestra geografía y cargar pilas para el nuevo curso.

Así la hemos visto disfrutando de unos días de descanso en el sur de nuestro país, donde ha lucido también uno de los bañadores más bonitos de la temporada. El modelo, que también tiene Vicky Martín Berrocal es un ‘best seller’ de la firma francesa Eres, que se ha hecho ya un hueco en el vestidor de Sara, igual que el vestido de rayas qu todas vamos a querer copiar.