Desde el mismo día que nació ya acaparó todos los focos. Y no es para menos. Hija de Eugenia Martínez de Irujo y Francisco Rivera y nieta de la duquesa de Alba y Carmen Ordóñez, tenía todas las papeletas para convertirse en uno de los grandes personajes de la vida social. Sin embargo, a diferencia de otras «hijas de…» que han encontrado en el mundo influencer su salida profesional, ella ha preferido mantenerse en un segundo plano. Pero Tana Rivera no es ajena al mundo de la moda y no falta en desfiles o algunas de la fiestas más glamurosas. Ahora ha dado un paso más y ha debutado como modelo, con unas prendas muy especiales y en el escenario más emblemático para la familia Alba.

Con una gran naturalidad, como si ponerse delante del objetivo fuera para ella lo más habitual, la joven posó en los impresionantes jardines del Palacio de Liria, la residencia de su tío el actual duque de Alba, con algunos de los diseños de la nueva colección de  The IQ Collection, firma de Inés Domecq, casada con uno de sus primos y una de las diseñadoras con más solicitadas del momento.

El vestido con el que Tana Rivera se puede convertir en la invitada ideal

Entre todas las prendas que ha creado Inés Domecq para esta primavera-verano, Tana ha elegido el que posiblemente es uno de los vestidos más bonitos de la temporada para invitadas. O incluso para pasear por el Real de la Feria de Sevilla, que en solo unas semanas regresará con todo su esplendor después de dos años sin poder celebrarse debido a la situación sanitaria.

El vestido que luce Tana Rivera no puede gustarnos más. En un diseño hasta los pies, ceñido al cuerpo y de manga larga, en dos tonos de azul (marino y clarito) con estampado de pequeñas flores en contraste y falda de volantes. Unos volantes que también adornan los hombros. La joven lo lleva con un cinturón de piel negro, también de la colección de Domecq, para darle un toque más casual.
Esta disponible en la web en todas las tallas y tiene un precio de 230 euros.

Tana también ha posado con otro diseño de pantalón de talle alto bicolor en negro y camel con kimono a juego, aunque ha sido el vestido el que directamente hemos puesto en nuestra lista de prendas favoritas de la primavera.

Inés Domecq la diseñadora del momento

Tanto Tana como su madre, Eugenia Martínez de Irujo, han caído rendidas a los diseños de Inés Domecq, y los han lucido en varias ocasiones. Y no son las únicas de la familia Alba, porque Sofía Palazuelo, duquesa de Huéscar, también es fan de la ropa de su prima política.
En poco tiempo la aristócrata se ha convertido en una de las diseñadoras más solicitadas de nuestro país. Desde la Reina Letizia a políticas o influencers han elegido sus creaciones (fundamentalmente sus vestidos con las marcadas hombreras) para las ocasiones más especiales.