La presentadora de Radio Marca nos ha sorprendido luciendo unos favorecedores pantalones ‘paper bag’ que, sin duda, sientan de maravilla a cualquier edad.


Mientras que todas ya tenemos planeadas nuestras vacaciones y estamos deseosas de pasar unos días de relax en la playa; Sara Carbonero ha retomado su labor como diseñadora y ha vuelto al trabajo para ponerse manos a la obra con la nueva colección otoño/invierno de Slow Love; la marca de ropa que creó hace unos años junto a su compañera de profesión y amiga Isabel Jiménez. Las periodistas que han conquistado el mundo fashion lanzaron esta firma con la intención de poner en el mercado modelos favorecedores y prendas sostenibles y de inspiración boho chic que creasen looks de diez pero que también fuesen respetuosas con el medioambiente. Un objetivo que han cumplido de sobra y en el que ahora siguen trabajando de la mano del grupo Tendam, el gigante que cuenta con marcas como Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro o Women’s Secret

Ella vuelve al trabajo cuando nosotras estamos a puntito de irnos. Y lo hace, como no podía ser de otra manera tratándose de una de las mujeres más estilosas de nuestro país, con un conjunto sencillo pero extremadamente acertado. Y es que la periodista ahora reconvertida en diseñadora nos sorprendía en el taller de costura con un look de lo más discreto que nos dejaba con la boca abierta gracias a sus pantalones. ¿El motivo? Son los pantalones más favorecedores del momento: los paper bag.

Pantalones paper bag, los más favorecedores a cualquier edad

Los pantalones paper bag son, sin lugar a dudas, los pantalones que mejor sientan a cualquier edad. Reciben su nombre (bolsa de papel, en español) gracias la manera en la que se entallan en la cintura. Y es que estos suelen llevar un cinturón que, perfectamente colocado, marca la cintura y deja parte del pantalón ligeramente abierto; tal y como quedaría una bolsa de papel si la atas con una cinta.

Los que llevan Sara Carbonero pertenecen a la última colección de IRO París.  Son unos pantalones de lino de cintura alta que presentan un discreto cinturón con hebilla cuyo precio ronda los 350 euros y que a la periodista no pueden sentarle mejor. Ella, en su momento, los combinó de la manera más sencilla con una camiseta básica blanca sin mangas y con discreto detalle de hombreras y con unas sandalias de esparto negras. Un conjunto de diez para una mujer de diez que estamos deseando imitar. ¡Es muy sencillo de replicar en versión low cost!