La colaboradora siempre que pisa el plató de ‘El Desafió’, lo hace con prendas que no pueden ser más estilosas. Hoy por fin sabemos de qué marca son.


Ella es la única mujer que hace las labores de jurado en la show más intenso de Antena 3; pero con ella nos basta y nos sobra para recibir, cada noche del viernes, una increíble lección de estilo. Junto a sus compañeros de El Desafío, Tamara Falcó debe permanecer tras su mesa, observadora, prestando atención a todos y cada uno de los retos a los que se enfrentan cada semana los concursantes del programa; lo que hace que nos sea complicado analizar detalle a detalle el estilismo que la joven elige para tal especial ocasión. Sin embargo, lo cierto es que todos y cada uno de los looks que ha llevado al plató, aunque solo los hayamos podido ver de cintura para arriba; nos han dejado con muy buen sabor de boca. Y es que la nueva marquesa de Griñón sabe cómo ser la mejor vestida en cada momento. Y para juzgar la labor de todos los participantes de la nueva apuesta de Atresmedia, no podía ser menos.

Durante las últimas semanas hemos estado muy atentos a las redes sociales de la socialité pero también a su paso por el programa. Queríamos ver si éramos capaces de encontrar de alguna forma o de otra, la tienda de la que Tamara Falcó saca todos sus looks para deslumbrar cada noche de viernes en pleno prime time. Y por fin lo hemos conseguido. Y es que la colaboradora de El Hormiguero ha compartido a través de su cuenta de Instagram una historia en la que hace mención a la marca.

La tienda que ha enamorado a Tamara Falcó y que siempre lleva en su paso por El Desafío

Se trata de Apparentia, una firma de diseños de invitada de lo más bonita situada en Gijón (Asturias) que cuenta con una amplia selección de prendas; todas ellas de lo más bonito y elegante. Concretamente, han sido dos los modelos que han conquistado a la hija de Isabel Preysler; y que ha llevado para pisar el plató del talent show. El primero, un traje de dos piezas de lentejuelas ideal formado por una blazer y un pantalón palazzo de tejido de paillettes en un fabuloso verde agua. El segundo, mucho más discreto pero igualmente acertado, un mono negro de crepe con detalle de peplum en la cintura, escote en pico, manga larga y pantalón pitillo. Dos diseños muy dispares pero ambos totalmente radiantes que no pueden sentarle mejor a la joven. ¿Qué te parecen a ti?