Rocío Flores se ha sumado a la tendencia más clara para estos primeros días de frío, un chaleco que sirve de abrigo para hacer frente a las bajas temperaturas y con el que ya hemos visto a varios rostros conocidos.


Las temperaturas ya han comenzado a descender y ya empezamos a ver en la calle algunas de las prendas que se intuía que iban a ser tendencia. Una de ellas es la que ha elegido Rocío Flores para desplazarse entre Madrid y Málaga y que sirve de abrigo, aunque sus detractores opinen que quizá no tanto, dado que le faltan las mangas.

El chaleco, la estrella del otoño

Nos referimos, obviamente al chaleco, que esta temporada está presente en todas las formas y versiones. La hija de Rocío Carrasco se ha decantado por uno de los más habituales en estas fechas, los que van acolchados, en ocasiones llenos de plumas y que esta temporada se alargan hasta la rodilla.

Estos días se lo hemos visto a otras famosas, entre ellas Irene Rosales. La mujer de Kiko Rivera eligió uno en color claro para acompañar su look de paseo en La Coruña, donde estuvo descansando y alejándose de todo hace unas semanas. Ahora Rocío Flores muestra que ella es también asidua a esta prenda en los viajes saliendo de Madrid en medio toda la tormenta por la separación de Antonio David Flores y Olga Moreno.

Un básico para estos días de invierno

La joven se decantó por un modelo de color negro, largo hasta la rodilla con aspecto de piel y capucha. La joven lo completó el look con una chaqueta de punto color crema con líneas verdes y unas botas de cowboy. Este calzado es además otro de los imprescindibles de esta temporada. Llevamos viéndolas desde antes de que finalizase en verano en publicaciones en las redes sociales y ya avanzaron la tendencia: son los zapatos que no pueden faltar en el armario estas semanas.

Las botas de Rocío Flores son del mismo color que el chaleco, que sirve como abrigo sin resultar tan engorroso como la misma versión con mangas. Quizá sea por eso que son muchas las influencer que se están decantando por él, especialmente para días de viajes y mucha actividad tanto e exterior como en interior.

En todas las versiones posibles

Pero, aunque el chaleco acolchado es el gran protagonista de esta temporada, lo cierto es que esta prenda ha llegado para quedarse en todas las versiones. Se lleva tanto en esa versión de abrigo como en las más hippies e incluso en las más elegantes.

Así, podemos encontrar chalecos que van perfectos para complementar a un pantalón vaquero de campana y redondear el aire sententero de un look como en versión de traje. Todo vale para lucir la prenda de moda este otoño.