La hija de Rocío Jurado ha vuelto a los juzgados de Madrid, más decidida y segura que nunca, con un look muy elegante y favorecedor.


La batalla legal (y mediática) entre Rocío Carrasco y  Antonio David Flores parece no llegar a su fin. Hace unas semanas conocíamos que el que fuera su marido y el padre de sus hijos le había interpuesto una demanda por un supuesto impago en la pensión de David, el menor de sus hijos. Una cifra que ascendería a los 8.000 euros. El turno de él llegó llegó hace unos días y esta mañana le ha tocado a ella pisar los juzgados de Madrid para declarar ante el juez. Una cita a la que ha acudido del brazo de su abogado, con paso firme y con un look de lo más elegante.

Ella es consciente de que se encuentra en el centro de todas las miradas tras la emisión de Rocío. Contar la verdad para seguir viva; la serie documental en la que narra los duros episodios que tuvo vivir durante su matrimonio con el ex Guardia Civil y durante todo el proceso de divorcio hasta hoy. Unos episodios que parecen no haber terminado (su visita a los juzgados es la mejor muestra) pero a los que se enfrenta de una forma muy diferente: más serena y segura de sí misma. Algo que, sin duda, podemos leer entre líneas a través de su look.

Así ha sido el look de Rocío Carrasco en su visita a los juzgados

Pisando fuerte, subida a unos siempre efectivos stilettos en color beige, Rocío Carrasco nos ha enamorado con su look más elegante. Compuesto por una blusa de cuello tortuga y estampado floral en tonos rosas y verdes sobre fondo blanco roto, unos pantalones de traje culotte a conjunto y una blazer holgada del mismo tono; la protagonista del momento estaba más radiante que de costumbre. Y es que, acostumbradas a verla con trajes de chaqueta y pantalón en colores intensos como el fucsia que lleva en su docuserie o el azul klein con el que entró en directo en el programa, agradecemos (y mucho) que ahora se deje ver con colores más neutros y naturales.

Los complementos no han sido menos. Ya hemos hablado de los zapatos de tacón que ha elegido para la ocasión pero nos falta por comentar el bolso. Con un discreto estampado floral en tonos teja y con asas de piel marrón chocolate, resultaba el broche final perfecto para un conjunto de diez. Un look muy acertado para una situación muy desafortunada.